Cómo hacer salsas aromáticas

Recetas fáciles para lograr salsas que se vean atractivas, sabrosas y huelan bien

Existen diferentes maneras de lograr que una salsa cobre no solamente consistencia sino aromar y buen sabor.

No se necesita añadir ingredientes tradicionales y que pueden dañar la salud como la sal, sino que basta con optar por propuestas más saludables y que se encuentran fácilmente en los supermercados o tiendas de alimentación.

1.- Limones: para aromatizar una salsa con este cítrico basta con rallar su piel sin tocar la parte blanca ya que aportaría amargor.

Colocar la piel sobre un papel de cocina y dejar secar bien durante algunas horas. Se puede colocar en salsas elaboradas a base de yogurt o  mayonesa.

2.- Naranja: realizar el mismo procedimiento que se lleva a cabo con el limón. Su ralladura sirve para incorporarla a salsas a base de miel, caldo, cebolla y azúcar.

3.- Canela, pimienta y vainilla: estos ingredientes se adaptan y fusionan muy bien si lo que se desea es aromatizar una salsa de chocolate o roja.

La mezcla de aromas y sabores lograrán una salsa sofisticada y a la vez muy especial para acompañar todo tipo de carnes.

4.- Tomillo, orégano y laurel: nada mejor que combinar estas especies si lo que se desea es aderezar eficazmente una buena salsa para pastas. Si es roja, mucho mejor, pero también sirve para incorporar en salsas blancas a base de nata.

5.- La pimienta verde y la albahaca: son excelentes especias para aderezar salsas de queso. Se adaptan muy bien a los quesos de sabor intenso o a los que son más suaves.



Las salsas de queso pueden servir para acompañar entrantes, pastas y también algunas carnes como la ternera o el pollo.

6.- El jengibre rallado: sirve para aromatizar salsas agridulces. Las semillas de sésamo también se pueden utilizar para condimentar estas salsas. Ideal para complementar pescados y carne de pollo.

7.- La jalea de mermelada de fresa, piña o frambuesa: son recomendables para aromatizar y añadir a la ensalada de frutas. Se pueden utilizar algunas hojas de menta fresca.

Las alternativas son muchas. Tener estos condimentos en el hogar servirá para ir variando y probando nuevos sabores y aromas que son los complementos necesarios para que un plato no solamente resulte sabroso sino que despierte la intención de probarlo.

Encuentra el secreto para adelgazar comiendo de todo en el libro "Comidas adelgazantes" de Michelle María, haciendo clic aquí ahora