¿Cómo es un adolescente?

Muchas cosas comienzan a cambiar con el pasaje de la niñez a la adolescencia. Aquí te contamos todo lo que debes saber para que la pubertad de tus hijos o nietos no te tome por sorpresa.

Los adultos frecuentemente se preocupan o confunden por los cambios en sus hijos adolescentes. La información siguiente puede ayudarlos a entender esta fase del desarrollo: cada adolescente es un individuo, con una personalidad única y con intereses propios, sus propios gustos y disgustos.

Sin embargo, hay numerosos factores comunes en el desarrollo que todos confrontan durante los años de la adolescencia. Las emociones y el comportamiento normales del adolescente en los últimos años de la escuela primaria o intermedia y de los primeros de la secundaria se describen a continuación:

Movimiento hacia la independencia

  • Lucha con su sentido de identidad,
  • Se siente extraño o abochornado consigo mismo o con su cuerpo,
  • Se enfoca en sí mismo, alternando entre altas expectativas y un pobre concepto propio,
  • Lo influencian los amigos en su modo de vestir e intereses,
  • Su humor es cambiante,
  • Mejora su habilidad del uso del lenguaje y su forma de expresarse,
  • Tiene menos demostraciones de afecto hacia los padres; ocasionalmente el adolescente se pone grosero,
  • Se queja de que los padres interfieren con su independencia, y
  • Tiene la tendencia a regresar al comportamiento infantil, particularmente cuando está bajo mucho estrés.

Intereses futuros y cambios cognoscitivos

  • Tiene un interés mayormente por el presente, y pensamientos limitados acerca del futuro,
  • Se expanden y aumentan en importancia los intereses intelectuales, y
  • Adquiere una mayor capacidad para el trabajo (físico, mental y emocional).

Sexualidad

  • Muestras de timidez, sonrojo y modestia,
  • Desarrollo físico de las niñas antes que los niños,
  • Mayor interés en el sexo opuesto,
  • Movimiento hacia la heterosexualidad con miedos de la homosexualidad,
  • Preocupación con relación a su atractivo físico y sexual con relación a otros,
  • Frecuentes cambios de relaciones, y
  • Preocupación de si es normal o no.

Moralidad, valores y dirección propia

  • Pone a prueba las reglas y los límites,
  • Aumenta la capacidad para pensar en manera abstracta,
  • Se desarrollan los ideales y se seleccionan modelos de comportamiento,
  • Mayor evidencia consistente de tener conciencia, y
  • Se experimenta con el sexo y las drogas (alcohol, cigarrillos y marihuana).

Los adolescentes puede variar con relación a lo anteriormente descrito, y esas emociones y comportamiento son , en general, considerados normales para cada fase de la adolescencia.

Fuente: American Academy of Child and Adolescent Psychiatry