Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Cómo elegir una cama

Consejos para elegir la cama más adecuada a tus necesidades  
  
  


Single o común, twin, twin extra grande, doble, queen, king, cuna funcional,
etcétera; son sólo algunos de los tipos de cama que puedes encontrar en el rico
mundo del buen dormir.


Y todos tienen sus características y medidas distintivas.
Uno puede elegir entre ellos según las propias necesidades, teniendo en cuenta
el tamaño de las personas y el espacio que hay en la habitación.

Sólo una
pequeña diferencia en tamaño o un error de cálculo pueden hacer que sientas que
has tirado tu dinero a la basura.


Por eso, antes de elegir tu cama para tu habitación, para el
cuarto de los niños, o para el
dormitorio de huéspedes, lee esta guía
práctica para adquirir todos los conocimientos básicos y necesarios. ¿No lo
crees necesario? Y qué si te dijera que Un tercio de nuestra vida transcurre en
la cama.


  • Las camas de tamaño personalizado pueden estar bien en un cuarto, pero
    entonces siempre necesitarás ropa de cama personalizada para un calce
    perfecto.


  • Las camas tipo twin no son más que camas singles un poco más angostas, que
    pueden ir bien en dormitorios pequeños.

    Suelen ser buenas opciones para las
    habitaciones de los niños, para el cuarto de invitados,
    y con frecuencia
    suelen venir en forma de literas o tienen otra cama escondida bajo la
    superior, que mediante unas rueditas puede sacarse hacia fuera y usarse
    según conveniencia.


  • Las camas twin extra grandes tienen un metro de ancho al igual que una twin
    común, pero la diferencia está en los dos metros de largo, que sirven para
    acomodar a adolescentes altos y adultos.

    Se trata de una excelente elección
    para dormitorios estudiantiles. No obstante, encontrar la ropa de blanco
    adecuada, a veces, puede ser un dolor de cabeza.


  • No necesariamente las camas comunes y las ropas de
    blanco son iguales en todas partes, de modo que siempre será
    recomendable tener las medidas exactas contigo para no cometer
    equivocaciones.


  • La cama doble o de tamaño completo son lo mismo, y tienen un ancho de 1,37m
    y un largo de 1,90m, lo que da un espacio de 68cm para cada persona —30cm
    menos que una cama twin—, que puede considerarse muy poco para el uso
    cotidiano.

    Sin embargo, son camas que requieren de poco espacio, de modo que
    van a la perfección en habitaciones pequeñas o, por ejemplo, en un cuarto de
    huéspedes.


  • La cama doble, de 1,37m de ancho y 1,90m de largo, puede ser muy corta para
    algunas personas.


  • Una cama tipo Queen tiene un ancho de 1,50m y un largo de 2,00m, y esto da a
    cada persona 75m de espacio, lo que es todavía demasiado menos que una twin.

    No obstante, son muchos los que optan por este tipo de cama porque ocupa
    mucho menos espacio en el piso y se acomoda armónicamente a los dormitorios
    pequeños y a los cuartos de huéspedes.


  • Una Queen Olímpica es ligeramente más grande que la Queen común, pero
    posiblemente haya problemas para encontrar
    ropa de blanco adecuada para la
    misma.


  • Una cama King tiene 1,98m de ancho y 2,00m de largo, lo que da 0,97m para
    cada ocupante, mientras que una King California o King Western tiene 1,82m
    de ancho por 213m de largo, es decir, 91cm de ancho para cada persona y un
    mayor espacio vertical para los individuos de gran altura.


  • También puedes optar por dos camas twin extra grandes en lugar de una king
    común para conseguir mayor versatilidad.


  • Antes de hacer tu compra, busca las sábanas adecuadas para tu cama.


  • La mayoría de las camas tamaño King vienen con muelles de saco para permitir
    una mayor movilidad.


Las medidas más comunes



  • King: Alto=1,98m Largo=2,00m

  • Queen: Alto=1,50m Largo=2,00m

  • Doble: Alto=1,37m Largo=1,90m

  • Twin: Alto=1,00m Largo=1,90m

  • Single o común Alto=0,80m Largo=1,90m

  • Cuna: Alto=0,80m Largo=1,90m


Consejos prácticos


  • Conviene cambiar el colchón cada 10 años.


·

Los colchones de látex, más caros y duraderos, contienen millones de pequeños
agujeros que permiten que el cuerpo transpire.


·

Los colchones de muelles ofrecen distintos grados de firmeza según el refuerzo
de los muelles. Ofrecen un adecuado aislamiento térmico y su elasticidad es muy
buena, ya que cada muelle se encuentra en una bolsa independiente. Son los más
vendidos. Duran 10-12 años.

Para tener un hogar decorado
profesionalmente por ti mismo, aprende los secretos de la
decoración de interiores
en nuestro curso
gratis
El color aplicado al diseño interior.
Inscríbete ahora haciendo
clic aquí
.