Cómo combatir la incompatibilidad sexual

Una pareja se puede querer mucho y cada uno ser el complemento perfecto de su compañero, pero ¿qué ocurre cuando esta solidaridad que existe en la vida diaria no se refleja en la cama?

Ser el protagonista de una situación de incompatibilidad sexual puede ser más frecuente de lo que parece. “A las parejas les cuesta mucho hablar del tema, comentar con libertad los gustos de cada uno en relación al sexo.

Se crea un misterio en torno al tema que para muchos puede ser un tabú. Se quedan con la mala experiencia hasta que lo vuelven a intentar y creen que será cuestión de suerte acertar y tener una relación íntima satisfactoria, pero esto no es así.

Una pareja tiene que trabajar mucho si se ve afectada por una disfunción. Así como hay parejas que de sólo verse, estallan, otras pueden tener una excelente relación, pero cuando quieren traspasar las fronteras, se queden en un simple avance que no da los resultados esperados.

La incompatibilidad rara vez es física. En término generales tiene que ver con trastornos que se relacionan con las emociones, con la cultura y con el intelecto”, opina el sexólogo español Juan Antonio de Caralt.

Algunas sugerencias para combatir la incompatibilidad sexual y mejorar el vínculo sexual:

1.- Hay que dejar la timidez de lado y hablar de la pareja sobre aquello que gusta y no. “Si es necesario, se puede hacer una lista de preferencias que se desea experimentar, pero es importante que ambos tengan la oportunidad de hablar, opinar, comentar para luego poder ejecutar”, explica el especialista.

2.- Hay que valerse de todos los recursos que sean posibles. “Una pareja que tiene un evidente problema en la cama y que quiere salvar la relación, tiene que usar la creatividad ya que con ella se consigue un acercamiento, se liberan tensiones y se está más relajado para poder intentar nuevas estrategias.

Los accesorios, los disfraces, las comidas que predispongan a un encuentro erótico y un ambiente decorado especialmente son muy buenas técnicas que dan muy buenos resultados”, sostiene el experto.

3.- Cambiar la mentalidad. “Esto es lo más difícil. Una persona que ha fallado en la cama, sea hombre o mujer, siente un sabor amargo, carga con este acontecimiento como si llevara una mochila repleta de frustración.

Le será muy complejo abrirse nuevamente e intentarlo. Lo que hay que hacer es mantener la calma, explorar dónde reside realmente el inconveniente para que no se sienta la compenetración y trabajar sobre ella, pero nunca rendirse, huir o pensar que pasará solamente una vez.

Desentenderse del tema o menospreciarlo solamente hará que éste aumente y que sea luego muy difícil encontrar una solución”, determina el sexólogo español.

4.- La generosidad es fundamental. “Nada predispone más y mejor que una persona que mima, atiende a su pareja, la tiene en cuenta en todo sentido, la trata con respeto y la valora.

Está comprobado que los hombres que colaboran en el hogar son capaces de disfrutar de relaciones sexuales más placenteras. Nunca hay que reprocharle al otro cuando ocurre algún problema entre las sábanas sino que ambos deben asumir la responsabilidad”, finaliza diciendo el experto.

Aldo Rosell, autor de "Afrodita en la cama", en donde aprenderá la manera exacta para satisfacer a cualquier hombre y lograr que él no quiera estar con ninguna otra mujer- Encuéntralo haciendo clic aquí