Aprende a leer el lenguaje de tus ojos

¿Qué te están diciendo sus ojos? ¿Cómo escucharlos para mantenerlos siempre sanos?
  
  




Los
problemas
oculares
plagan la sociedad, hoy y desde hace muchos años. Muchos de estos
problemas y asuntos pueden ser evitados si nos detenemos a escuchar a nuestros
ojos
.

Ellos son los mejores factores de decisión si los estamos sobre
exigiendo. Si sus ojos están tensos y forzados, estarán siendo dañados.

No seguiría
tensionando los músculos de sus brazos por largos períodos, dejaría de hacerlo
cuando se sienta adolorido, tomando un descanso. Los ojos deberían ser tratados
de igual manera.

Los ojos están
repletos de pequeños músculos responsables de achicar y expandir las
lentes para
que podamos ver claramente.

Observe sus ojos
ahora mismo. ¿Se están esforzando por leer las palabras en esta página? ¿Los
ojos recorren las palabras o se quedan fijos sobre cada una?

¿Está sonriendo,
frunciendo el ceño, o concentrándose demasiado? Si ha dicho que sí a alguna de
estas opciones, los músculos de sus ojos necesitan relajarse tan pronto como le
sea posible.

Los pensamientos
pueden, de hecho, afectar nuestra visión. Cuando piensa en cosas placenteras y
felices, los ojos están más relajados.

Los ojos
relajados se enfocan mejor, y esto les permite hacer movimientos más suaves. Los
pensamientos negativos causan tensión en los ojos.

Los ojos
tensionados tienden a quedarse fijos, y sus movimientos son toscos y causan
dolor en los ojos.

Los ojos no
mienten. Si sus ojos están adoloridos o se sienten tensos por detrás,
simplemente le están diciendo que se relaje.

¿Siente llegar
una jaqueca o un dolor en torno o detrás de los ojos? Está forzando mucho sus
ojos, y necesita relajarse.

Las buenas
noticias son que sólo le tomará 15 a 20 minutos relajar sus ojos. Los ojos
relajados se enfocan mejor, y ayudan a la comprensión de las cosas que lee y que
ve.

Simplemente
cierre los ojos y concéntrese en la oscuridad. Olvídese de los estresantes
negativos que lo invaden, piense en cosas positivas y placenteras. Imagínese
relajándose en la playa, con las olas golpeando sus pies y una bebida fría en la
mano.

Mantenga sus
pensamientos enfocados en tantas cosas positivas como pueda por los 15 minutos
completos. Cuando abra los ojos, debería sentirse más relajado y sus ojos
estarán más enfocados.

Escuche lo que
sus ojos le están diciendo, y relájelos cuando estén cansados. Tomarse tiempo
para relajarse le ayudará en su visión por muchos años.

Por Gabriel Lema
Autor de "Mejora
tu visión- Cómo librarse de las gafas y lentes de contacto ahora mismo
"