Acupresión: una alternativa a la acupuntura

La acupresión es una técnica que puede reemplazar a la acupuntura en tratamientos donde es más difícil llegar con las agujas, o cuando se quiere evitar el riesgo de enfermedades como el sida y la hepatitis. Además, es beneficiosa para el sistema cardiovascular...

Aunque no es tan conocida como la acupuntura, la acupresión está ganando rápidamente la aceptación de muchas personas, como una forma segura y no invasiva de cuidado corporal.

La técnica en sí misma es muy similar a la de la acupuntura. Sin embargo, en vez de insertar agujas, la acupresión implica el uso de las manos, principalmente los dedos y las palmas, y los codos, con el fin de dar presión y estimular puntos específicos de los meridianos (o canales de energía) del cuerpo.

Al igual que con la acupuntura, estudios recientes han encontrado que la acupresión puede ser eficaz para tratar una gran variedad de condiciones: disminuir el dolor postoperatorio, combatir las náuseas matutinas, o mejorar la calidad del sueño.

Desafortunadamente, y al igual que sucede con la acupuntura, continúa siendo en gran parte desconocido el mecanismo responsable de los efectos de la acupresión sobre los síntomas mencionados.

En lo que respecta a los efectos de la acupresión en el sistema cardiovascular, los resultados de un estudio reciente realizado en Suecia encontraron que la acupresión se relacionaba con cambios marcados de la presión arterial, el ritmo cardíaco y el flujo sanguíneo en la piel

El ritmo cardíaco, por ejemplo, disminuyó considerablemente en las personas que recibían este tipo de tratamiento, mucho más que los pacientes que fueron tratados con otro tipo de técnicas. Lo mismo sucedió con los cambios positivos en el flujo sanguíneo y la presión arterial, que fueron considerables en el grupo que recibió acupresión, pero no en los demás.

De acuerdo con estas observaciones, los investigadores concluyeron que la presión en ciertos “acupuntos”, pueden influenciar perceptible y benéficamente el aparato cardiovascular.

Por lo tanto, estos especialistas creen que las técnicas de estimulación no invasivas podrían ser un tratamiento de bajo riesgo y buena relación costo-beneficio, especialmente en aquellas áreas donde es más difícil llegar con las agujas de la acupuntura, o, cuando el riesgo de enfermedades como el HIV (sida) y la hepatitis hacen preferible evitar la utilización de agujas.

Además, se cree que esta técnica, puede ser muy útil para tratar problemas asociados con el sistema nervioso autonómico.

Si quieres conocer las hierbas medicinales y cómo usarlas para la preservación de la salud y la belleza en forma natural, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Hierbas Medicinales, haciendo clic aquí.