Zumba para todos

Cuando se habla de zumba gold, quiere decir que es apta para que todos la practiquen. Asique no tiene excusas, ponte a bailar…
Colocamos la música de fondo y comenzamos a bailar

Empezamos moviendo suavemente los pies y aplaudiendo.

Le ponemos intensidad y comenzamos con una cuña básica. Recuerda mantener la postura, contraer el abdomen y lleva la pierna hacia adelante y atrás, alternándolas.

Movemos un poco más las caderas, con los brazos extendidos y dejando mover los hombros. Cerramos los brazos y damos un giro, luego hacia el otro lado. Siempre moviendo la cintura.

Si te animas, puedes realizar este paso que requiere de más coordinación. En un doble tiempo, con las piernas abiertas y de costado, colocamos una mano en la cintura y la otra con la palma hacia arriba, a la altura de los hombros. Luego, cambiamos de perfil.

Con un paso doble también puedes realizar el siguiente movimiento. Mantienes ambos brazos a la altura de los hombros y al realizar cada paso haces que tiras polvillo.  Haces lo mismo para el lado inverso.

Si deseas puedes realizar la segunda parte del baile que es u poco más compleja. No es necesario que lo realices a la perfección, si no que intentes los movimientos y sigas la coordinación para ejercitarte a tu ritmo. 

También puedes tomar los pasos básicos y repetirlos durante toda la coreografía.

Aprende a cantar con el método más famoso y efectivo del mundo: el Método Alemán de Canto. Encuéntralo haciendo clic aquí ahora