Yoga para dormir

Una rutina de yoga para realizar luego de un día cansador y poder acostarnos relajados para descansar en la noche…
Para comenzar, nos sentamos en una posición cómoda sobre una colchoneta. Si deseas puedes colocar un cojín.

Cerramos los ojos y enderezamos la espalda abriendo el pecho. Comenzamos respirando por la nariz, lo más profundo posible, y al exhalar debemos sentir como las preocupaciones diarias, quedan atrás. Tomamos 10 respiraciones completas.

Abrimos los ojos, y llevamos ambos brazos arriba al inhalar. Entrelazamos los dedos y llevamos plantas al cielo al exhalar. Repetimos 4 veces.

Bajamos los brazos e inclinamos la cabeza hacia un lado acercando la oreja al hombro (manteniendo los hombros bajos). Inhalamos y levantamos la cabeza hacia el centro. Al exhalar bajo la cabeza. Vamos alternando los lados.

Luego, entrelazamos las manos detrás de la nuca. Al inhalar abrimos el pecho y llevamos el mentón hacia el cielo. Al exhalar llevamos el mentón al suelo, cerramos los codos, y suavemente presionas hacia abajo. Siempre mantén la espalda recta y la columna extendida.

Relajamos los brazos y realizamos círculos con la cabeza. Al inhalar llegamos a la mitad y al exhalar finalizamos el círculo, intentando no mover los hombros. Realizamos los círculos en ambos sentidos.