Yo quiero y ella no… o viceversa

Si usted y su pareja tienen diferentes “sintonías” sexuales, debe saber que esto no es motivo para terminar una relación ni dejar de tener sexo. En esta nota, las claves para solucionar el problema
  
  

En primer lugar, debería entender que la falta de
sintonía sexual es algo que ocurre en muchas parejas que de hecho son muy
felices, por lo que no debería tomarlo como una señal de algo muy grave. 


Tampoco debe asimilarlo como algo personal. En realidad, si puede comenzar a borrar
la constante autocrítica personal, podrá ser también más tolerante con su
pareja y con sus necesidades.

Por eso, en vez de preguntarse qué es lo que anda
mal con usted, o por qué él o ella no lo/la quiere, trate de entender que
es posible que sea el otro quién no está en una buena sintonía, posiblemente a
causa de estés o cansancio, lo que no tiene relación con su persona. Eso, por
supuesto, también le hará entender que la otra persona podría simplemente no
querer tener sexo en todas las oportunidades que usted lo desea.

De todas formas, debería tratar de ser más atento/a
a las particulares necesidades de su pareja, cuando ambos hacen el amor. Una
pareja que habitualmente se muestra reacia, podría encontrarse en otros
momentos de humor, y es allí donde podría surgir el buen sexo. En este sentido,
debería saber que un buen sexo una vez a la semana, es mejor que un sexo chato
dos o tres veces por semana.

Cuando perciba que su pareja está agotada luego de
un duro día de trabajo, sería bueno que la entienda y no trate de incitarle a
hacer algo que no quiere. Una invitación debe ser una invitación y no un
ultimátum, por lo que la única manera de convencer es mediante la sutil
incitación, y no la exigencia. Recuerde cómo se siente en los casos donde la
situación es al revés.

Recuerde también que si una
mitad de la pareja
siempre quiere más, y la otra siempre quiere menos, estas son diferencias en
los niveles de deseo que, como otras diferencias, serán parte de la convivencia
en pareja. 

¿Acaso a usted no le gustan diferentes comidas que a él o ella? Ello, sin embargo, no es motivo de
ruptura. Sin embargo, será muy importante que no acuse de “maníaco/a sexual”,
“frígido/a”, “gay” o infiel a su pareja. Eso sí podría ser motivo de
separación.

Si usted es la parte menos interesada en tener sexo

No diga automáticamente
“no”.

Podría intentar, en vez de decir automáticamente no, decir tal vez, lo cual
también le hará cambiar su mente y predisposición al cabo de un tiempo.
Incentive por lo menos las caricias no sexuales. Tal vez, más tarde, cambie de
ánimo.

Sea más
explícito/a.
Trate de ser más explícito/a con lo que busca para su sexo ideal. Tanto si quiere más sexo oral,
como caricias estimulantes, masajes, un ambiente más romántico, más besos, todo
eso debería ser dicho a su pareja en forma expresa. Sólo de esa forma él o
ella podrá darle lo que usted desea, incitándolo a un sexo más continuo.

Utilice la masturbación.
Si se masturba de forma
regular, trate de compartir esta práctica con su pareja. Si no lo hace en
ningún momento, igualmente pruebe hacerlo con él o ella. La masturbación puede
despertar el deseo sexual en ambos.

Incluya las fantasías
sexuales.
De
esta forma, podrá excitarse y querer tener sexo más seguido. Pero no espere
todo de la otra parte, trate también de excitarse por sí mismo/a.

Si usted es la parte más interesada en tener sexo

No espere que su pareja le
satisfaga todos sus deseos.
Es posible tenga que tenga que poner mucho de sí
mismo/a para, sin depender totalmente de su pareja, gratificar todos sus
deseos. Para ello:

Mastúrbese. Recuerde que el sexo no implica
obligatoriamente la
presencia de otro cuerpo.

Incentive. Entienda que tal vez deba tomar la
iniciativa en la relación con su
pareja, pues esta podría depender mucho de usted para lograr la excitación.

Encuentre otras formas de
expresar su amor
Estas pueden ir desde abrazar a su pareja a
criar una mascota o estar muy atenta/o a los niños. Recuerde que el sexo o la
genitalidad no son la única forma de expresión y demostración de afecto, por lo
que debería redireccionar su energía sexual.

Fantasee. A veces,
la fantasía es mejor que el mundo real

Una
buena oportunidad para mejorar tu vida sexual, es realizar un
Taller
de Sexualidad y Erotismo

como el que puedes realizar
gratis
haciendo
clic
aquí
.

También
puedes encontrar otros cursos gratis que te ayudarán a
mejorar tu sexualidad
y tu relación de pareja en:

Sexo
y comida: el Tantra del amor

Cocina
afrodisíaca