Viajo, ¿qué hago con mis plantas?

Para todos los amantes de las plantas, cada vez que nos tomamos unos días, su riego es algo que nos preocupa. Aquí, 3 trucos para emprender un viaje tranquilo…
Materiales

-Cuerda

-Bayetas

-Botellas de agua

-Recipientes para echar el agua

Primero, debemos quitar tomar las ramas y hojas secas de nuestras plantas, evitando que estas absorban el agua.

1.El primer truco será con la cuerda. Rellenamos un recipiente con agua y tomamos un trozo largo de cuerda. 

Una parte la dejamos en el recipiente, y el otro extremo lo clavamos en la maceta de la planta.

Este generara, que aunque no reguemos la planta, ella por si sola absorberá el líquido que necesite. Aproximadamente 2 litros de agua equivalen a 1 mes de riego con este método.

2. Para este truco utilizaremos la botella. La tomamos, y la cortamos lo más abajo posible para aprovecharla.

Lo que haremos directamente, será clavar la parte del pico de la botella en la tierra. Solo resta echar agua en la botella hasta el tope y así tendrá agua suficiente.

3. Tomamos una bayeta absorbente y la llenamos de agua. Colocamos una punta de la bayeta hacia abajo y la maceta sobre la misma.

Al ser absorbente, la planta obtendrá el líquido que necesite.