Viajar para operarse, ¿sí o no?

Vacaciones, relax… ¿y una cirugía? 

Cada vez es más la gente que decide operarse en el exterior debido a los precios más asequibles. Muchas agencias, enteradas de esta realidad ofrecen paquetes en donde es posible disfrutar de lugares paradisíacos a la vez que pueden consultar a un especialista para operarse aquella parte del cuerpo que siempre se ha deseado.

“El turismo del bisturí es bastante habitual en países como Argentina, Brasil o Bolivia que se encargan de promover la cirugía soñada más un paseo por la ciudad.

Muchos pacientes prefieren viajar ya que las operaciones pueden llegar a costar la mitad o menos que lo que costaría aquí en Europa
”, comenta la cirujana plástica española Luisa Cabiol Paú.

Uno de los riesgos a tener en cuenta es el desconocimiento de las leyes del país de origen. “¿Qué ocurre si un paciente se opera y la intervención sale mal? ¿A quién se le reclama la mala praxis?

La operación es más económica, pero el peligro que corre la persona es mucho mayor. Una vez en el país del paciente no se puede reclamar nada.

Si de todos modos a pesar de las contrariedades la paciente decide viajar a otro país, debe permanecer unas semanas allí para poder reclamar llegada la ocasión
”, advierte la especialista.

Operaciones quirúrgicas habituales que se suelen ofrecer dentro del paquete turístico: 

· Liposucciones

· Liftings

· Aumento de mamas 

Características de las promociones: 

· Los destinos principales son Sudamérica y Norte de África. También Túnez, Venezuela, Marruecos y Cuba.

· El 70 por ciento de quienes se someten a intervenciones en el extranjero son mujeres

· La estancia que se ofrece es de diez días, aunque se puede extender dependiendo del caso.

· Las ofertas suelen salir publicadas en Internet

Recomendaciones:

· Los especialistas elegidos deben ser realmente idóneos. “Los materiales y los profesionales tienen que tener trayectoria y tener una clínica en condiciones. Es mejor informarse muy bien antes de emprender el viaje”, sostiene la especialista.

· No hay que dejarse tentar por los precios asequibles. “Nadie regala nada. Muchas pacientes se dejan deslumbrar por motivos económicos y dejan de lado otros factores de vital importancia”, comenta Cabiol Paú.

· El postoperatorio es tan importante como la intervención en sí. “Es muy complejo controlar a un paciente que se acaba de operar.

A este tipo de personas se las suele citar en consultas para ver la mejoría o aclarar las dudas. Sin embargo con alguien que se va a subir a un avión es imposible mantener un seguimiento
”, finaliza diciendo la cirujana plástica.

Todos los viajes dejan en nosotros huellas imborrables, que reviven al transmitir a otros nuestras experiencias.
Y, al hacerlo, podemos ayudar a otros a alcanzar su viaje soñado.

¡Hazlo tú también !!
Envíanos ahora tus experiencias, consejos -o el relato completo- de ese viaje que tanto recuerdas, a [email protected]