¿Vale la pena convertir los sueños en realidades?

¿También usted hace propósitos de año nuevo?

Cuentan que en la vieja Grecia un hombre andaba en busca del monte Olimpo. Como se encontrara perdido, se acercó a Sócrates que estaba a la vera del camino, le explicó a dónde iba y le preguntó:

 

-¿Cómo hago para llegar ahí?

El sabio pensó un momento, y contestó:

“Es muy fácil, simplemente asegúrate que todo paso que des vaya en esa dirección”

 

Creo que Sócrates estaba en lo correcto. Si usted lo piensa bien llegará a la conclusión de que la única forma de llegar a nuestro destino, no importa cual sea, es asegurándonos de que cada paso que demos vaya en la dirección correcta.

 

Por eso, si usted quiere realizar sus propósitos de año nuevo, en realidad tiene que asegurarse que sus acciones, sus actividades y sus pasos estén encaminados a la consecución de esos propósitos. Es absurdo que confíe en la casualidad o en la suerte.

 

¿Qué pensaría de un agricultor que para lograr su cosecha de maíz, saliera a buscar las matas silvestres que hayan crecido por ahí? Usted sabe perfectamente que cada cosecha es el resultado de un plan preconcebido y ejecutado a tiempo.

 

Ellos preparan la tierra, la abonan, siembran la semilla, cuidan las matas, y finalmente, cuando llega el momento, cosechan. Esto último es el resultado de “asegurarse que todo paso vaya en esa dirección”.

 

Igualmente, nuestros propósitos de año nuevo deben de pasar por un proceso para convertirse en metas claras. Y debemos de poder trazar un plan de acción capaz de hacernos ver los pasos que necesitamos dar para convertir esas metas, en realizaciones.

 

Desgraciadamente, cada año hay miles de propósitos de año nuevo que se perderán en el limbo del olvido antes de llegar febrero. Sin embargo no tiene que ser así. Conozco mucha gente que aceptó el reto de convertirse en triunfadora. Que sabe que sus propósitos de año nuevo pueden realizarse. Y que aprendió cómo hacerlo.

 

¿Valdrá la pena convertir sus propósitos de año nuevo en realidades?

 

LO NEGATIVO: Conformarnos con que esos buenos propósitos de año nuevo queden en solamente sueños.

LO POSITIVO: Comprender que el logro de nuestros propósitos, no es mas que la consecuencia lógica de un proceso.

Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.

×

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click Add to Home

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click
& Select "Add to Home Screen"

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline

Just Click Responsive image
& Select "Add to Home Screen"