Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Use bien su lavavajillas

Este electrodoméstico, es uno de los que más ayudan a quienes tienen la tarea de cuidar el hogar. Y si conoce todos sus secretos, podría ser aún más beneficioso
  
  


Antes de poner a funcionar su lavavajillas, debe verificar que todos sus
componentes estén bien engrasados, y, una vez constatado esto, poner abundante
detergente cuando se desea lavar las vajillas. La falta de alguno de estos
elementos podría dañar algunos componentes de la máquina.


Siempre se deben colocar las piezas en el lavavajillas atendiendo las
indicaciones del manual de uso.

En
el caso de que lave objetos fabricados con diferentes materiales, lo ideal es
ubicar cada uno de los mismos en compartimientos separados, de forma que no se
toquen.

Jamás debe dejar que el acero inoxidable y la plata entren en contacto
con los metales interiores del lavavajillas. Además, debe recordar sacar las
piezas fabricadas con este material antes de que empiece todo el proceso de
secado.


Todos los cubiertos deben ser puestos con sus mangos hacia abajo. Aquellas
piezas de vidrio o cristal, deben ser colocadas con sumo cuidado, tratando de
que no se toquen unas con las otras, para evitar raspones.


También es muy importante vigilar que ningún cubierto largo que haya sido puesto
en posición vertical, roce algunos de los laterales del lavavajillas.


Todos los utensilios de plástico deben ser puestos en la parte superior de la
maquina, es decir lo más apartados del sistema eléctrico, que se encuentra
debajo de la máquina.


Antes de poner a lavar una vajilla muy delicada, o con amplias decoraciones, es
muy recomendable efectuar una prueba con una sola de las piezas.

En el caso de
que estén pintadas a mano, es muy probable que la porcelana con la que están
fabricadas sea muy antigua o que el cristal contenga plomo, por lo que no es
recomendable lavarlas a máquina.


Por otro lado, se deben quitar todos los restos de comida que se encuentren
entre las piezas, así como efectuar un rápido lavado de las mismas, antes de
meterlas en el lavavajillas.

Si durante un tiempo la maquina ha estado parada,
antes de ponerlo en marcha se debe realizar un ciclo de prelavado, para que la
suciedad que se encuentra en su interior no se reseque.

No
debe ponerse mas detergente del especificado en el dosificador, y tampoco debe
ser esparcido por sobre los platos o cubiertos.

Es
muy importante que periódicamente limpie en profundidad su máquina lavavajillas,
con productos recomendados por el fabricante.


Cuando deba sacar los elementos del lavavajillas, es aconsejable comenzar por la
parte inferior, para reducir al mínimo las molestias del goteo desde la parte
superior.

Y
por último, no olvide limpiar el filtro del lavavajillas al menos una vez cada
tres  meses.