Un viñedo en tu jardín

Consejos para cultivar tus propias uvas y tener la mejor de las parras

La vid es originaria del hemisferio Norte, la cuenca del Mediterráneo y América: Estados Unidos y México, y en muchos países se ha puesto de moda tener parrales en los jardines.

Esta planta, también denominada vitis vinífera, es una trepadora leñosa, muy longeva, que se fija por medio de zarcillos. Prefiere suelos ligeros, climas templados y atmósfera luminosa, pero también soporta condiciones marginales.


Se reproduce naturalmente por semillas, aunque generalmente este método es utilizado para la experimentación y obtención de nuevos híbridos. Lo más corriente es reproducirla por estaca o por injerto.


Las estacas se obtienen de ramas leñosas del año, denominado sarmientos. Conviene que estas estacas tengan 5 yemas, de las cuales se entierran 3.

La época más favorable para su plantación es entre otoño y primavera. En la injertación es tan importante el pie como el injerto y la afinidad que exista entre ellos. El pie que se obtiene a partir de la semilla se lo denomina pie franco. Cuando hablamos en el plano productivo conviene un pie menos vigoroso.


Las vides utilizadas para la producción de vino se conducen en espaldera sobre 3 o 5 hilos de alambre, sostenidos por postes cabeceras y rodrigones.


Pero si nos referimos a la uva de mesa y a los cultivos domésticos lo que se utiliza es el famoso parral que permite mayor desarrollo de la cepa, aleja a la fruta de la humedad del suelo y ofrece buen sol a los racimos.
 

Para conducir y podar un parral se debe realizar lo siguiente:
 

· La estaca con raíces – barbado – se planta al lado de un tutor, en un lugar soleado, trabajando bien el suelo.
 

· Cuando la cepa llega a la altura elegida, entre 1,80 y 2 metros, se eligen 2 sarmientos superiores que bifurcan sobre el enrejado y se quitan los brotes inferiores.
 

· En la estación del invierno, sobre cada sarmiento se dejan 2 brotes: el más cercano al tronco es el pitón que se poda a dos yemas para provocar los nuevos brotes que producirán fruta el año siguiente, y el otro brote será el cargador, al que se le dejan 8 o 9 yemas, para que se desarrollen los brotes donde se reproducirán los racimos.
 

· Todas las podas deben respetar esto.
 

· En primavera se produce un despampanado (una supresión de brotes nuevos estériles), y luego se realiza un deshoje, es decir quitar las hojas que obstaculicen la llegada del sol a los frutos.


Y si quieres aprender a realizar por ti mismo todos esos arreglos que tu hogar está necesitando, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Bricolaje y Arreglos del Hogar, haciendo clic aquí.

×

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :
Y selecciona Agregar a la pantalla principal

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado

SOLO HAZ CLIC EN : Responsive image
Y selecciona Agregar a la pantalla principal