Un patrón monocromático para sus cuartos

Si piensa que un patrón monocromático es algo aburrido para su cuarto, trate de seguir nuestros consejos. Conseguirá que algo simple se vea con gran estilo, luz y gracia.
  
  

Si
quiere pintar su cuarto con un patrón monocromático de colores, donde un color
es el que domina y los demás quedan dominados bajo este tono, aprenda a hacerlo
con gran estilo. 

Primero
que nada debe elegir cuál será el color dominante. Recomendamos elegir entre
los colores neutrales como el blanco, el blanco opaco, el gris, el beige o
variaciones de estos. Es decir, algo más oscuros o más brillantes, algo más
cerca del marrón o de los colores más pasteles. Pero no salirse demasiado de
esta gama. 

Luego
deberá trabajar con las texturas y el empapelado para poder agregarle algo de
complejidad y sabor al juego de luces y sombras. Un cuarto beige puede incluir
algo rugoso, mate, que absorba la luz y de le dé esa sensación de calidez. O la
textura que tiene la cáscara de naranja, con muebles simples de madera que
combinen en ese tono. 

Para
usar las texturas más fuertes –papel arrugado, superficies rugosas, maderas-
debe combinarlo con colores fríos como el blanco, el gris o el celeste muy
claro. Para esto debe asegurarse de que la luz sea la indicada. 

Para
darle un poco más de vida a este color dominante, agregue unas pocas chispas de
color de forma aleatoria. Pueden ser recipientes de vidrio con frutos de
colores, adornos con colores fuertes, cuadros con mucha luz, un teléfono rojo,
una alfombra colorida o simplemente una paño colgado de la pared. Pero nunca
use un solo color, debe multiplicar los tonos para no salirse del criterio de
un único color dominante. 

Para
unir su cuarto de patrón monocromático con los demás cuartos de la casa, haga
que algo en los otros cuartos sea del mismo color dominante combinado con otros
dos o tres colores. Por ejemplo, si el color dominante en el cuarto es blanco,
puede decorar con jarrones blancos alguno de los otros cuartos, líneas blancas
en las paredes, un teléfono blanco, pintar de blanco los marcos de la puerta,
buscar un cubre cama o un cubre sillón blanco. 

Debe tener en
cuenta que el rojo china, el púrpura real, el esmeralda y otros colores fuertes
pueden ser su color dominante. Tal vez no combina en el comedor o en el hall de
entrada pero son perfectos para el cuarto principal o para el estudio.

Y
ya que estamos hablando de lograr el hogar que siempre soñaste, ¿has pensado
en el feng shui?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Feng Shui,
haciendo clic
aquí
.