Un pantalón para cada ocasión

No todos los pantalones son iguales. Lee esta nota para saber cuál es el adecuado para cada momento… y cómo combinarlo
  
  

Existen
en los negocios de ropa muchos tipos de corte de pantalón para hombre; y cada
corte sirve para una situación en particular. Saber qué tipo de pantalón
necesitamos nos permitirá lucir bien y, aún más importante, en forma apropiada
para cualquier situación en la que tengamos que desarrollarnos socialmente.

Así
que para ayudar en la elección y que no tengamos que enloquecernos en el
momento de la compra, sino que podamos ir con una idea ya clara de lo que
queremos (con lo cual evitaremos, además, que nos vendan lo que el vendedor
quiere), he aquí una breve descripción de los tipos de pantalón para hombre más
comunes en el mercado.

Estos
cortes se aplican a todo tipo de pantalones y telas, desde jeans y pantalones
de vestir a pantalones de corderoy.

Lo
que hacen los cortes es señalar como caen y cómo se ajustan a la pierna los
distintos tipo de pantalón. 

Vaqueros 

Un
primer tipo de pantalón que podemos encontrar son los de vaquero, pantalones
diseñados de tal forma que permiten la utilización de botas (aunque la mayoría
de quienes lo usan raramente han visto un caballo de cerca).
Básicamente, son pantalones con una muy pequeña botamanga en la parte inferior,
a la altura casi del tobillo, la cual permite que la bota encaje bajo el
pantalón perfectamente. Este diseño fue pensado para los vaqueros y las botas
que utilizaban. No es un tipo de corte para pantalones de vestir, sino para
jeans, corderoy y telas deportivas o informales en general.

Por
supuesto, la combinación ideal de estos pantalones es con unas botas de cuero o
zapatos de suela gruesa, tipo borceguíes; y suelen ser confeccionados en tela
de jean azul oscura, con lo cual vamos a lograr, en general, un look muy casual
y relajado. 

Pantalones anchos 

Hay
un corte de pantalones que consiste en que las piernas se ensanchan muy
suavemente, casi imperceptiblemente, desde la cintura y hasta llegar a la altura
del pie. A la altura de la cintura son, sin embargo, bastante angostos.

Este
tipo de pantalón es casi exclusivamente de uso femenino y se ve muy poco en la
moda para hombres. Es más, los únicos pantalones de hombre que siguen este
corte son los piyamas y los pantalones de los equipos deportivos. 

Oxford 

La
moda de los años 60 y 70 se destacó por sus formas particulares. Y uno de los
grandes éxitos de la época fueron los pantalones Oxford (también llamados
pantalones “pata de elefante”).

¿Quién
no ha escuchado de ellos? Son pantalones ajustados en la cintura y hasta la
altura de la rodilla, aproximadamente. Cuando llegan a la rodilla, sin embargo,
se ensanchan abruptamente hasta llegar a la altura del pie.

Con
la moda retro de los últimos años, los pantalones de botamanga ancha han hecho
un pequeño regreso, con formas no tan extremas como antes, pero presentes
igualmente en la moda del día a día.

También
estos pantalones son principalmente pensados para las mujeres, pero los hombres
suelen usarlos, si bien con botamangas menos marcadas que las que usan las
mujeres. Es imposible entrar en una fiesta disco, ambientada como si fuesen los
setenta, sin chocar con cientos de estos pantalones. 

Rectos 

Este
es el tipo de pantalón más común de todos, usado por los hombres todos los días
y viable para toda ocasión, dependiendo del estilo particular del pantalón que
estemos usando.

Es un
corte simple, con las piernas del pantalón extendiéndose continuamente en la
misma dirección, sin ningún tipo de cambio abrupto o de modificación en su
forma.

Es un
corte que se usa tanto para pantalones de vestir como para pantalones
deportivos o informales. Los jeans, los pantalones de los trajes y los de
corderoy se ven muy bien con este corte y permiten lograr el estilo que uno
desee, ya sea formal o informal, con solo un poco de atención a los detalles y
los colores. 

Baggy 

El
ultimo grito de la moda… de la moda hip-hop, para mas datos. Estos pantalones
mas que un corte son un estilo, pero deben ser incluidos en esta nota por la
enorme cantidad de ellos que se ve.

Son
pantalones con piernas muy anchas (en realidad, son muy anchos en todo su
diseño) y con una caída muy baja en la cintura. Algunos de ellos comienzan
angostos (o relativamente angostos) y van ensanchándose violentamente desde
allí; mientras que otros son en realidad pantalones rectos, pero de una anchura
exagerada en toda la pierna.

Estos
pantalones tienden a caer sobre las zapatillas o zapatos usados.

Por
supuesto, estos pantalones son totalmente informales. A nadie se le ocurriría
ir a una reunión formal o una entrevista de trabajo vistiéndolos un par de
estos. 

De
pierna angosta
 

Estos
pantalones son lo contrario de los que se ensanchan. En este caso, empiezan con
un calce justo y se van afinando a medida que se baja por la pierna, hasta
llegar a su punto final, sobre el calzado, muy angosto, permitiendo que se
luzcan los zapatos.

En
general, se ve sobre todo en pantalones de vestir y formales, ya que, como se
dijo, permite lucir el calzado y lucen elegantes. Obviamente, esto impide que
con ellos se pueda usar cualquier otro tipo de calzado que no sea de vestir o
por lo menos relativamente elegantes.

Este
tipo de pantalón, combinado con una camisa de vestir o un sweater con cuello en
V es la formula perfecta de vestimenta para cualquier reunión semi-formal.