Un día de relax en el Spa

Un excelente recurso para darle un mimo a nuestro cuerpo y combatir el estrés…

Cada
vez más personas deciden tomarse un día de su semana para permitirse mimar
su cuerpo en un Spa. Por medio de distintas actividades para embellecer y
depurar el cuerpo, las personas salen renovadas exhibiendo una nueva imagen de sí
mismos y transmitiendo un estado de paz
general.

Para
olvidarse del stress de la vida cotidiana y salir con la piel suave como una
flor, lo mejor es dedicar una tarde al jacuzzi, masajes, gimnasia y cremas
durante una jornada destinada a la relajación del cuerpo.

Estar
descansado, en un lugar con aroma perfumado, recostado en un diván, mirando
revistas de moda produce un corte con la rutina diaria y hace olvidar de los
problemas, para tomarse un tiempo en el cual sólo se disfrute. Es el placer de
estar en traje de baño, batas y medias, y descansar escuchando música
instrumental.

Luego,
es ideal tomar una sesión con un masajista, que ayuda a descontracturar la zona
muscular. Un lugar ideal para los que quieren cuidar la salud.

Todo
lo que se necesita para acompañar ese gran día es tomar dos litros de agua
como infusiones y una comida liviana y así dedicar por completo un día para
los mimos.

Para
una relajación efectiva, puede comenzarse con una clase de eutonía: una
gimnasia que ayuda a lograr un tono muscular justo y equilibrado.

En ella, se
trabaja mucho en el piso, para recibir los apoyos y enderezar la columna. Luego
de una ducha caliente, las preocupaciones empiezan a desaparecer entre las
suaves burbujas del jacuzzi.

En
el momento del almuerzo se puede disfrutar leyendo un libro y descubrir
distintas técnicas para un mejor confort.

Para luego recostarse sobre una
camilla de madera, con agujeros que permiten dejar pasar el vapor que viene de
un jacuzzi, y así hidratar la piel.

Como
próximo paso está la exfoliación, que se alcanza gracias a un lavado del
cuerpo con esponja vegetal y jabón de coco. De esta manera se eliminan las células
muertas y se promueve una activación circulatoria en todo el cuerpo. El
tratamiento termina con un masaje y la aplicación de crema humectante.

Y
de nuevo un recreo a elección. Aquí se puede dormir, leer, tomar un té,
escuchar música o sentarse a pensar en cuarto especialmente acondicionado para
el relax.

Si
uno lo desea, puede continuar con un masaje descontracturante intenso que
estimula, moviliza y relaja los músculos contracturados.

Otra
posibilidad es tomar el shiatsu, una técnica de origen japonés que deriva de
la acupuntura, la digitopuntura y la acupresión.

El método se apoya en la
presión de los dedos: se aplica con las yemas y las palmas de las manos en
puntos específicos del cuerpo, los mismos que se incentivan en acupuntura para
corregir disfunciones internas. Al eliminar tensiones, contracturas y dolores,
provoca un incremento en el nivel de energía del cuerpo.

Posteriormente,
la atención puede focalizarse sólo en las últimas impurezas: los barritos
faciales. Aplicando una leche limpiadora, un masaje y una máscara con menta
dejan la cara impecable para la salida nocturna.

Un
día distinto, dedicado a la belleza corporal.

Y
si quieres aprender a resaltar tu belleza, inscríbete ahora en nuestro curso
gratis de Maquillaje
, haciendo clic
aquí
.