Un Desfile Musical Sin Igual

Y otras poesías

Por la ancha avenida vienen marchando 
Todos los instrumentos musicales,
maracas Y timbales a la cabeza,
mientras la señora guitarra
toma de la mano a don Violín;
un piano medio desafinado disiente 
Con el órgano y con tanto
ruido no se le 
escucha un porongo.-. 

Grandes y chicos arrojan masticables 
mientras un gordo tambor
produce pánico y temor;
dos alegres bailarinas van saltando 
y a la flauta imitando
Cierran la formación un violonchelo
en charla con un arpa suave y fina.-

La trompeta parece hacer morisquetas
mientras con tanta gente gritando,
no se escucha ni un pito 
la música en la formación.-

V I E J O  C A F E 



Escribe el poeta en una mesa del
viejo café sus poemas mientras
sorbe lentamente el líquido ennegrecido
Cafetín de barrio con sus recuerdos
extraídos vaya a saber cuantos de 
cuantos años transcurridos, viejos,
jóvenes conocidos y extraños, sentaron
sus reales en sus sillas de antaño.-

Olores mezclados de licores, vinillos y
amores luchan por no desaparecer 
mientras lentamente transcurre el atardecer
inmigrantes venidos de lejanos lugares se
confunden con paisanos de tez morena
Y pantalones raídos.-

Cafetines de las grandes
ciudades y de pueblos
escondidos guardan 
en su historia 
vaya a saber cuantos poetas
perdidos.-


V I E J O  C A N S A D O 

En el sillón se deja caer 
el viejo cansado,
tanto cambio lo tiene desorientado
no alcanza uno a cubrir con el sueldo 
todo lo que se gasta , 
ni los hijos ayudan 
porque bien tampoco están.-

Que es lo que realmente pasa 
Y cómo de ésta saldrán.-

Difíciles fueron las épocas , pero
como ésta no hay otra igual
mejor sería que los gobiernos 
tambien las políticas, y que los 
hijos se puedan casar, así uno puede 
dedicarse a un mejor pasar

No se debería tanto renegar, 
que manera de luchar 
para ganarse un pedazo de pan.-

V O L V I O  LA  P R I M A V E R A 

Vuelve la primavera florida
a engalanar las calles
silba el viento como 
un suave murmullo 
que a niños y grandes 
hace dormitar.-

Calienta el sol con sus rayos 
las viejas paredes 
que húmedas están; 
corren los niños por plazas 
y parques sin poder parar 
mientras trinan los pájaros 
armoniosas melodías de todos los días
que al gran público parecen querer contar.-

Quien pudiera en el tiempo retroceder, 
para correr mariposas que muy pomposas 
osan volar mostrando
variedad de colores que de asombro 
hacen exclamar.-

Sol del mediodía que caliente está, 
ofrece a los mayores
la excusa ideal para caminar 
sin prisa ninguna por 
las anchas veredas de la gran ciudad.-

Pronto vendrán los triciclos 
de los heladeros ambulantes
a ofrecer rica mercadería 
para poder gustar
chicas y chicos alegres saldrán 
a recorrer las calles con
su contagioso cantar, 
es la primavera que ha vuelto una
Vez más con su maravilloso trinar.-

Zumba el viento hiriente
una pequeña arenisca doliente
cubre cara y cuerpo, 
cuerpo y alma calientes.-
Sin pausa ni prisa
caminan los paseantes descalzos
y anhelantes, atisban el horizonte
Buscando jadeantes un lugar 
donde reponer sus energías ya
faltantes.

A lo lejos gruesos nubarrones 
avanzan sin cesar, 
transcurre la tarde caliente, 
parece despedirse
el sol hiriente, 
anuncia su llegada 
la noche oscura y majestuosa para
cubrir playa y gente.-

Aúlla el viento loco de contento por 
el camino barriendo lo que encuentra 
a su tiempo.-

Las negras nubes parecen galopar 
y de puro miedo hacen temblar, 
a cualquier ser mortal.

Se agitan los árboles para adelante 
y para atrás, huyen los animales
A través del campo, buscando refugio
en medio de tanto zafarrancho 
detrás del rancho; 
es la tormenta deseada
que no se hace esperar.-

Ríen los chicos , se asustan los grandes, 
y en medio de tal diluvio gruesas gotas
de agua caen a raudales.-

Lluvia bienhechora, que importancia 
tiene ahora, parece una dama 
que llega en hora.-