¿Tu guardarropa necesita un toque de color?

Agrega personalidad a tu guardarropa, con un simple toque de color.

Las prendas de tonos neutros son muy útiles y prácticas, pues combinan con casi todo y son muy elegantes, pero los colores fuertes y brillantes pueden también agregar belleza y personalidad, si se sabe cómo utilizarlos.

Resalta tu personalidad 

Para lograr esto, será necesario que, en primer lugar, se comience por evaluar atentamente diferentes muestras de estos colores, hasta encontrar los matices que mejor le sientan.

En este sentido, será muy importante que tenga en cuenta también su guardarropa actual, de modo que pueda decidir que colores combinan mejor con los que ya tiene. Recién entonces, podrá elegir dos o tres vívidos colores nuevos.

Si un color le sienta bien como para verse más llamativa, como por ejemplo el rosa o el fucsia, comience utilizando ese color en sus labios o uñas.

También, agregue al guardarropa una bufanda del color de uno de sus nuevos colores brillantes, y trate de tener una camisola de un nuevo color, para usar bajo una chaqueta de color neutro.

Una vez que haya incorporado estos nuevos colores, por lo menos en pequeñas cantidades, trate de incorporar prendas que los puedan acentuar, como por ejemplo las chaquetas y los cardigans.

Más allá de todo esto, intente no desviarse tampoco de su estilo normal de colores, pues si está acostumbrada a vestir tonos grises, la incorporación del fucsia podría ser demasiado contrastante.

Tampoco preste demasiada atención a qué colores debe o no debe llevar en relación con el color de su cabello o de sus ojos, pues la mayoría de las mujeres puede alterar sin mayores problemas su colores natural de pelo, o usar lentes de contacto de colores.

Y no olvide utilizar los colores brillantes en lugares que cubran, o estén cerca, de las mejores partes de su cuerpo, ya que pueden llamar mucho la atención.