Tiempo compartido: ventajas y desventajas

Te gusta mucho, pero es muy costoso. Consigue lo que quieres de n tiempo compartido sin endeudar a tus bisnietos...

En la historia de las compras, la situación se repite siempre que no puedes pagar algo realmente lujoso pero realmente lo quieres: compras con crédito y pagas hasta que el objeto es tuyo.

O lo compras en crédito, nunca llegas a pagar los intereses, y mueres seguro de que tus futuros descendientes empobrecidos visitarán tu tumba… y escupirán sobre la misma.
 

Hoy existe un nuevo plan. En lugar de comprar una mansión entera o una Ferrari, muchas personas optan por comprar únicamente una parte, para ahorrar en el costo total y eliminar las dificultades propias del ser dueño. Sin embargo, el compartir tiene también sus inconvenientes.  

El concepto de tiempo compartido ha estado entre nosotros cuando menos desde comienzos del siglo XX, y solía asociárselo únicamente a bienes raíces y hacienda.

Sin embargo, con el tiempo comenzó a las propiedades popularizaron el término, y en las décadas recientes, los protagonistas principales del mundo de los tiempos compartidos fueron los jets privados.
 

Pero, a medida que el siglo XXI evoluciona, también lo hace el concepto de tiempo compartido. Las clases más adineradas y las clases medias-altas continúan usando en el tiempo compartido como un valioso recurso para poseer aviones privados, casas de vacaciones, y también autos, yates, bolsos de diseñador, joyas, e incluso finas piezas de arte. 

Decidir si se trata de una buena idea depende del comprador, y como ocurre con la compra de cualquier artículo costoso, existen ventajas y desventajas. 

Ventajas del tiempo compartido

·         Sabes que darás uso a tu artículo de lujo sólo en forma esporádica.

·         La empresa de tiempos compartidos se hará cargo de los costos de mantenimiento y almacenaje.

·         Cuando la empresa de tiempos compartidos decida vender un artículo del cual tienes parte, recibirás un porcentaje de las ganancias, si las hubiera, y luego podrás continuar poseyendo parte del ítem de reemplazo. 

Desventajas del tiempo compartido

·         Estás compartiendo. Incluso cuando sientes que es justo programar el uso de tu copropiedad, no puedes decidir de repente que lo quieres usar y esperar que esté disponible para ti.

·         No todas las empresas de tiempos compartidos son iguales. Si no haces tu tarea, podrías ser víctima de una empresa que vaya a la bancarrota y heredar y compartir con tus copropietarios los problemas complicados que tanto querías evitar.

·         Si la empresa es nueva y no hay muchas referencias, podría ocurrir que el mantenimiento y la programación de la agenda no funcionen tan eficientemente como habías supuesto.

·         Debes apegarte a las reglas de una empresa de tiempo compartido. Por ejemplo, si eres copropietario de un Porsche, puede que no se te permita manejar por todo el país, sino únicamente por unos cuantos estados vecinos. 

Pongamos por caso que se te diera por tener un Lamborghini. Desde luego, se necesita mucho para poder hacer realidad tu sueño. Si lo tienes, y quieres tener el auto descansando en el garaje de tu condominio en Belice, debes saber que esto no es lo más sensato.

El auto debe ser conducido con frecuencia o muchas cosas podrían ir mal; de hecho, el vehículo puede volverse inoperable, y de pronto tendrás una pieza gigante de metal de 250.000 dólares que no anda estacionada en un garaje. Y la gente pensará que has sido un idiota.
 

Cabe analizar el aspecto psicológico del sentido de la propiedad y de la copropiedad. Las personas aman poseer cosas por la paz de su mente, y existen algunos activos que son definitivamente buenas inversiones.

Pero si vas a usar un auto exótico durante un período que no llega al 5% del año, entonces ¿por qué no pagar únicamente el 5% del mismo?
 

Desde luego, se pueden ver las cosas desde otro ángulo. Hay quienes se preocupan por la carga que el copropietario podría verse obligado a soportar, incluso cuando la empresa de tiempos compartidos se encuentre a cargo de todo.

Si el poseedor de un tiempo compartido estrella su yate con otro bote, la compañía de seguros de la empresa de tiempos compartidos cubrirá el hecho, pero ¿y si es la culpa del copropietario? ¿Y si él resulta demandado? ¿Podrías también recibir tú una demanda?
 

Uno debe protegerse de juicios, divorcios y muertes prematuras, y prepararse para las eventualidades de modo que ninguna de estas cosas sean devastadoras para ti y tu familia, y justamente esta idea es la que iría un poco en contra del concepto de tiempo compartido. 

Esto no quiere decir que los tiempos compartidos no sean recomendables, sino que los compradores deben analizar su inversión desde todos los ángulos posibles. Y hay que tener en cuenta que cada artículo es diferente.

Por ejemplo, será menos problemático tener un bolso de lujo que un vehículo deportivo. En consecuencia, siempre es bueno mantener los pies sobre la tierra, saber qué es lo apropiado para ti y para lo que puedes pagar. 

Para aprender a manejar mejor tu economía y cuidar mejor tu dinero, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Administración y Economía del Hogar, haciendo clic aquí.