Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Thalatsu, el nuevo masaje contra el estrés

El thalatsu es un tipo de masaje acuático que ayuda a combatir el estrés. Es más profundo que cualquier sencilla técnica de relajación. ¿Cuáles son sus beneficios y de qué manera se pueden capitalizar?
  
  



Cada vez son más las terapias alternativas que se ponen de manifiesto para
solucionar los problemas relacionados con el
estrés y la ansiedad.


Aquellos tratamientos que se basan en el uso del agua son efectivos y brindan
mejores resultados a largo plazo si se los practica con constancia y
determinación.


Cómo realizar el thalatsu


Este masaje se realiza en agua salada caliente y se aplica también para combatir
el insomnio y los dolores de espalda. El fisioterapeuta realiza diferentes
presiones sobre el cuerpo.


El thalatsu está siendo muy utilizado para tratar los problemas de pareja.
“La idea es que dos personas que se aman, pero que por diferentes circunstancias
han perdido la armonía, puedan volver a encontrarle sentido al vínculo.

En la práctica lo que hacemos es que cada miembro de la pareja con los oídos
sumergidos y en posición horizontal cierre los ojos y se deje llevar para poder
sentir la suavidad y el masaje que haga el agua
”, sostiene el terapeuta
Miguel Ángel Hernández González. Las sesiones duran cincuenta minutos.


Este sistema es novedoso, pero de a poco se está poniendo de moda sobre todo en
los hoteles, centros de belleza y relajación.


Cualquier persona puede disfrutar de las ventajas de esta técnica. “Tanto los
niños como los adultos pueden gozar de los beneficios del thalatsu y comprobar
los verdaderos resultados que se pueden conseguir con su práctica asidua
”,
explica Hernández González.


Ventajas más destacadas

del thalatsu


La estimulación termal no solamente relaja el cuerpo sino que también dispone de
mejor ánimo a aquellos que se ponen en manos de un terapeuta para afrontar los
problemas diarios.


Se obtiene un adecuado equilibrio neurosensorial, “las personas se relajan,
se permiten el llorar, reír o sentir todas las emociones que estén sintiendo
durante el proceso de la terapia”
, comenta el profesional.


Este tratamiento se puede realizar una vez a la semana hasta que se noten los
primeros resultados y luego una vez al mes a modo de mantenimiento.

“El tener el cuerpo relajado predispone de otra manera para enfrentar la
realidad porque también la mente libera toda la tensión que tiene acumulada y el
estar equilibrado emocionalmente ayuda a solucionar mejor los inconvenientes y
sobre todo ayudan a mejorar el dialogo
”, opina el terapeuta.