Test para personas cabronas

Completa este test para enterarte cuán cabrón eres...
Test para personas cabronas

1.- Cuando ves a tu hermano dormir plácidamente:

 

a) Caminas de puntillas no sea que duerma menos de lo que el Ministerio de Salud recomienda

b) Le abres los ojos, silbas, le tapas la boca y la nariz…

c) Sin cortarte coges la silla, el cinturón, la raqueta o lo que tengas a mano y le asestas un guantazo del 1000

 

2.- Cuando ves a un viejecito cruzar la calle…

 

a) Le coges del brazo, le recoges lo que lleve, le pides un taxi

b) Lo acompañas por el asfalto y te vas en medio de la calle porque tu hermano se está muriendo de insomnio

c) Has tenido un mal día, así que a la que no te mira nadie y con el hombrecillo en rojo le das el patadón en el culo y te simulas lamentarte del accidente

 

3.- Si encuentras alguien contemplando el paisaje sobre un montecillo…

 

a) Te pones delante no sea que se caiga jugándote la vida en cualquier pérdida de equilibrio

b) Le dices que hay un globo muuuuyy bonito y le atas los cordones de los zapatos

c) Coges carrerilla y lo embistes sin que se aparte

 

4.- Si ves a alguien llorar por la calle

 

a) Le consuelas, le regalas tu pañuelo de florecillas de la abuela

b) Le das una ostia que le rompes todas las piñatas alegando que así se le pasará la pena

c) Le robas la cartera, lo violas…

 

5.-Si te miras al espejo , piensas:

 

a) Qué hago aquí si en África necesitan mi ayuda

b) Qué hago aquí si mi vecino Juanito que siempre recibe, está solo en casa

c) ¿Qué hago aquí con la de millones de gente desprotegida qué hay en el mundo a la que puedo practicar mis artes marciales?

 

Mayoría A: No estas catalogado en el registro legal. Eres una utopía. Eres tan bueno que das de comer a las moscas de la pena que te dan

 

Mayoría B: Si no espabilas serás un Cabroncete de Mayor…

 

Mayoría C: Eres un peligro público, un psicópata, un verdadero hijo de la gran p—. Tu abuela la de la silla de ruedas no te dura ni 10 segundos…

 

Enviado por Elena Chispita. ¡Muchas gracias!

 

Si quieres agregar más sonrisas a tu vida, descarga ahora nuestro libro gratis de Humor judío haciendo clic aquí.
O inscríbete gratis en nuestro Taller de la Risa, haciendo clic aquí.