Teorema del salario

Atención !! No se lo pases a tu jefe, probablemente no lo entendería

El teorema del salario de Dilbert establece que: 

Los Ingenieros y los Científicos, nunca pueden ganar tanto como los Ejecutivos y los Comerciantes.  

Esto se demuestra matemáticamente a partir de los siguientes dos postulados que son del dominio popular: 

Postulado No. 1: el Conocimiento es Poder.
Postulado No. 2: el Tiempo es Dinero.
 

Todos conocemos el siguiente principio de la física:
– Potencia (Poder) es = Trabajo/Tiempo
 

– Pero considerando que Conocimiento es = Poder, tenemos que:
Conocimiento es = Trabajo/Tiempo
 

– Y como Tiempo es = Dinero, tenemos que:
Conocimiento es = Trabajo /Dinero
 

Ahora, si en ésta ecuación, despejamos la variable “Dinero” obtenemos que:
– Dinero es = Trabajo/Conocimiento
 

– Así se demuestra que, cuando Conocimiento se aproxima a cero (0),  el dinero tiende al infinito, independientemente de la cantidad de trabajo realizado. 

Con lo que queda demostrado que:  

CUANTO MENOS SEPAS; MAS GANARAS 

Nota: Si no has entendido la demostración de este teorema, no te preocupes, seguramente estarás gozando de un jugoso sueldo.  

Enviado por Carmita. ¡Muchas gracias! 

Oración para iniciar labores 

Señor, concédeme la Serenidad para aceptar las estupideces de mi empresa que no puedo cambiar.

El coraje para cambiar aquellas que no puedo aceptar,  la sabiduría para ocultar todas las pendejadas que hice durante el día.

Ayúdame a dar siempre el 100 % en mi trabajo: 

– Un 12% el Lunes,
– Un 23% el Martes,
– Un 40% el Miércoles,
– Un 20% el Jueves,
– Un 5% el Viernes…  
y que no se trabaje el Sábado y menos el domingo.

Recuérdame, Señor, cuando esté teniendo un mal día, y que parezca que mis jefes o mis compañeros tratan de desesperarme, que se requieren 42 músculos para sonreír y tan sólo cuatro para acomodarles un buen chingadazo, no permitas que caiga en la tentación de que les rompa su madre.

Señor Señor……mándame pena y dolor, mándame males añejos, pero lidear con pendejos, en el trabajo no me lo mandes, señor……….

Se recomienda rezarla fervorosamente tres veces antes de entrar a las instalaciones del centro de trabajo, y en aquellos casos difíciles que se presenten durante la jornada.
 

Enviado por Anselmo. ¡ Muchas gracias !