Técnicas efectivas para superar la tartamudez

La tartamudez es un trastorno del habla frecuente y que puede ocasionar un gran sufrimiento a quien lo sufre. Te enseñamos 4 de las técnicas más efectivas para curarla: 

La tartamudez puede afectar a todas las personas de diferente manera y presentar distintas variaciones en los síntomas, sean pequeños o no.

Hay que tener en cuenta al momento de practicar para eliminar este trastorno, que a todas las personas les lleva un tiempo diferente y que no todos mejoran al mismo tiempo e implementando las mismas técnicas.

Técnicas contra la tartamudez

La determinación, la constancia y la seriedad son los componentes básicos de la fórmula del éxito en el combate contra la tartamudez.

Es importante que usted se comprometa con la técnica, esta es la única manera en que las cosas darán resultado.

Otras cosas que tiene que tener en cuenta a la hora de empezar a poner en práctica estas técnicas,  es que todas las personas son distintas y por lo tanto, sienten distinto.

Lo importante es intentar, no se rinda jamás, al principio costará y pensará que es inalcanzable pero esto no es verdad.

Como todo, usted debe tomarse su tiempo, no se apure, haga las cosas a la perfección y con su debido tiempo y todo saldrá como lo esperado o inclusive mejor.

Uso de un ritmo sensor: 

Un ritmo sensor puede parecer a primera vista un metrónomo, pero no lo es, esta técnica tiene una ventaja que es evitar las recaídas y ayudar a la persona a tratar su trastorno desde el punto de vista psicoterapéutico.

Este método mantiene los resultados durante un periodo en el tiempo y evita las reacaídas. Además, este método proporciona confianza y seguridad en la persona que padece del trastorno, estos elementos lo ayudan a expresarse de manera más correcta.

Encubrimiento o uso de ruido blanco: 

Durante esta técnica se es sometido a una amplia gama de tonos (llamada ruido blanco) mientras que la persona habla o lee.

Lo que la teoría sustenta es que el ruido blanco a alta intensidad favorece lo que se llama la retroalimentación que es conducida a través de los huesos, debido a esto, esta técnica es además llamada “retraso en la retroalimentación auditiva”.

El ruido blanco es un ruido que contiene todas las frecuencias, como cuando el televisor no sintoniza bien la señal y se ve “estática en la pantalla” ese es el ruido blanco.

Hablar con objetos dentro de la boca: 

Esta es una práctica que viene de hace varios años,  es conocida mayoritariamente debido a Demóstenes, un orador que padecía de tartamudez y buscaba desesperadamente una solución a su problema.

Demóstenes se colocaba varias piedras en la boca y un cuchillo afilado que lo colocaba entre los dientes, esto lo forzaba a hablar sin tartamudear.

Este ejercicio iba acompañado de otros ejercicios de reforzamiento del habla ayudan a la fluidez, como por ejemplo practicar la postura frente a un espejo.

Actualmente la técnica de demostenes se practica leyendo un libro por 1 a 2 horas diarias con un lapicero dentro de la boca y leyendo en voz alta.

Seguimiento: 

Este tipo de terapia consiste básicamente en hacer que la persona afectada repita las palabras que otra persona pronuncia en voz alta mientras lee un texto.

Pruebe todas estas técnicas: una le va funcionar más que la otra y cuando descubra cuál es enfóquese en ella. Dentro de poco verá como su fluidez mejora empiece hoy.

Por Luis Muller – Especialista en trastornos del habla y autor “Milagro para la tartamudez”, en el que explica exactamente como supero la tartamudez. Encuéntralo haciendo clic aquí