Técnicas de creatividad: Preguntas para encontrar respuestas

Formular la pregunta correcta es la mejor manera para encontrar la respuesta buscada. Y romper los esquemas mentales, el camino para romper el pensamiento rutinario...

Para encontrar la respuesta, será necesario en primer lugar formular las preguntas adecuadas. Según el creativo Chic Thompson, la respuesta a un determinado problema podría encontrarse no interrogándose sobre el problema en sí mismo, sino comenzando por formular preguntas universales.

En vez de tratar de resolver ese problema, intente resolver otros que puedan incidir sobre el problema en cuestión. Así, se debe comenzar preguntándose “por qué” un problema ocurre, pero luego preguntando “por qué” cuatro veces más.

1. Las regla de los “por qué”

1. ¿Por qué fracasó la campaña?
Porque la música no atrajo a los clientes potenciales

2. ¿Por qué la música no atrajo a los clientes potenciales?
Porque no se entendía la letra y el volumen era muy elevado

3. ¿Por qué los clientes rechazaban esas características?
Porque no están acostumbrados a ellas

4. ¿Por qué no están acostumbrados a ellas?
Porque en sus tiempos de juventud no estaba de moda música así.

5. ¿Por qué ocurría esto?
Porque el target de clientes potenciales es de mayor edad que el que se suponía eran los principales compradores del producto.

La segmentación adecuada resuelve el problema.

2. Las seis preguntas universales

Luego, podemos utilizar los Generadores de Ideas. Para ello, se debe concordar con que existe una sencilla verdad universal para cada cosa. Existen seis preguntas básicas que un ser humano puede preguntar a otro:

¿Qué?
¿Dónde?
¿Cuándo?
¿Cómo?
¿Por qué?
¿Quién?

Mediante ellas, y el ejercicio de “los por qué”, podremos acercarnos a la raíz de un problema. Pero también sería bueno saber correctamente si las respuestas que damos son las más adecuadas…

El principio de discontinuidad: encontrando las respuestas adecuadas

Cuanto uno más se acostumbra a algo, ese algo es menos estimulante para nuestro pensamiento. Pero cuándo se interrumpen los patrones habituales de pensamiento, surgen ideas que crean un gran estímulo para todo el acto creativo, ya que ellas nos fuerzan a realizar nuevas conexiones para comprender la situación.

Por eso, sería importante que trate de programar ciertas “interrupciones” en su vida diaria. Para poder generar estas ideas, escuche una diferente estación de radio, cambie de diario o lea y revise revistas o sitios de Internet que no leería normalmente. Mire un programa de televisión distinto al de los géneros habituales, y cocine otro tipo de comida.

Lo que el creativo Edward de Bono denomina “ideas provocativas”, es decir estas ideas que pueden romper los patrones habituales de pensamiento, a menudo dan paso a otras impensadas ideas que podrían ser muy útiles.

Así, al yuxtaponer estas ideas, es decir las provocativas, las viejas o habituales, y las que surjan del nuevo cambio, se crearan nuevos senderos y se mejorará en esta técnica poiética, es decir de creación sin determinantes -al que los orientales denominan poesía haiku y Zen koans-, que puede lograr formular los verdaderos problemas y destrabar todos los candados que impuso Occidente a lo largo de su historia, para arribar a las respuestas más certeras.

×

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :
Y selecciona Agregar a la pantalla principal

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado

SOLO HAZ CLIC EN : Responsive image
Y selecciona Agregar a la pantalla principal