Técnicas de creatividad: los mapas mentales

La mejor manera para que lo que acabaste de aprender no se escurra como agua de tu mente.
  
  

En más de una
oportunidad le habrá sucedido comprender absolutamente todo lo que se enseña
en una clase, incluso al grado de mostrarse participativo y activo en la misma,
para luego, unos minutos después de finalizada, o bien durante el examen, darse
cuenta de que su mente está en blanco, pues no recuerda los conceptos y/o no
puede hacer creativas deducciones sobre los mismos.

¿Cómo es
posible esto, si usted se ha dado cuenta que tuvo la capacidad para entender
todo, y reflexionar al respecto? Sucede que, efectivamente, en muchas
oportunidades, el bajo rendimiento mental no es a causa de una baja
inteligencia, sino, simplemente, de la falta de una metodología adecuada.

Mapas
mentales y cerebro humano


El cerebro
humano es muy diferente al de una computadora. Mientras que el de una
computadora trabaja de una forma lineal, el cerebro funciona de una manera tanto
lineal como asociativa, comparando, integrando y sintetizando los datos. Dentro
de este esquema, la asociación juega un papel predominante en casi todas las
funciones mentales, y las palabras en sí mismas no son la excepción. Cada
palabra e idea tienen numerosas conexiones que conectan a otras ideas y
conceptos.

Los mapas
mentales, o mapas de la mente, que fueron desarrollados por el creativo Tony
Buzan son un efectivo método para tomar nota y utilizar para la generación de
ideas por asociaciones.

Para hacer un
mapa de la mente, se debe comenzar en el centro de la página con la idea
principal, y trabajar hacia fuera en todas direcciones, produciendo una
creciente y organizadas estructura compuesta de imágenes y palabras claves.

Estas claves son
siete, y consisten en:

1. Organización
2. Palabras claves
3. Asociación
4. Acumulación
5. Memoria visual, que ayuda a recordar los datos mediante palabras claves,
colores, símbolos, iconos, efectos tridimensionales, y grupos de resumen de
palabras
6. Punto focal, es decir el centro desde donde se elaborará cada mapa de la
mente
7. Implicación consciente

Origenes
del mapa mental


El mapa mental
fue ideado por Tony Buzan siguiendo una investigación sobre técnicas para
tomar nota.

Tony Buzan
estudió tres técnicas comunes para tomar notas durante una conferencia o
clase:

1. Escribir una
trascripción completa.
2. Escribir un
resumen.
3. Escribir sólo palabras claves.

Luego, probó
cada una de estas metodologías y encontró los siguientes resultados, al
testear cuánto fue aprendido o recordado. En una escala de uno a seis puntos
donde uno es lo menos aprendido y seis los más aprendido:

1 punto. Dar una
trascripción completa de la clase al estudiante.

2 puntos. El
estudiante escribiendo una trascripción de la clase

3 puntos. Dar un
resumen de la clase al estudiante

4 puntos. El
estudiante escribiendo el resumen de la clase

5 puntos. Dar
palabras claves de la clase al estudiante

6 puntos. El
estudiante escribiendo sus propias palabras claves sobre la clase

Con estos
resultados y otra investigación, Buzan propuso un nuevo método para tomar
notas. Su nuevo sistema se basó en la idea de tomar notas de la forma más
reducida que sea posible, es decir mediante un mapa mental, así como también
tratar de “atraer” al ojo tanto como sea posible. El sorprendente
resultado, es que estos mapas mentales se pueden utilizar de muchas maneras
diferentes, al margen que simplemente para tomar nota.

La
importancia de la memoria visual


Otro estudio
sobre la memoria, se utilizó también para conformar estos mapas de mente. El
estudio consistió en mostrar una inmensa cantidad de de fotos, para luego
mostrar algunos pares idénticos de algunas de estas mismas fotografías, junto
con otras fotos.

Más tarde, se
le preguntó a cada uno qué fotos no habían estado en el grupo original y
cuales sí. Las respuestas correctas promediaron un 90%, lo que confirmó que
los seres humanos tenemos una memoria visual casi fotográfica. Incluso,
hubieron otros estudios con mayor cantidad de fotografías que dieron como
resultado una tasa de éxito del 99%.