Suplementos alimenticios para la memoria

Lo que pueden, y lo que no pueden, hacer los suplementos nutricionales por nuestra memoria.
  
  

Antes de pensar tomar nada, deberían analizarse los
cambios en nuestro estilo de vida que puedan ser útiles para mejorar nuestra
memoria, y combatir el deterioro cognitivo relacionado con la edad (DCRE).


Combatir la hipertensión arterial

Un estudio amplio y preliminar realizado en 1998,
encontró ciertas asociaciones entre la hipertensión y el empeoramiento en la
función mental. De todas formas, se necesita realizar un mayor investigación par
determinar si bajar la presión arterial es efectivo para prevenir el DCRE.

Los
beneficios del ejercicio físico

Un ensayo al azar y controlado determinó que el ejercicio físico tiene
efectos beneficiosos en el funcionamiento y bienestar fisiológico y
cognoscitivo.

Al finalizar el estudio, quienes ejercitaron demostraron mejoras
significativas en su tiempo de reacción, memoria, e indicadores de bienestar
cuando fueron comparados en los controles.

Hacer caminatas puede ser suficiente para modificar los usuales descensos
en el tiempo de reacción relacionados con la edad. Los tiempos más rápidos de
reacción se asociaron con el ejercicio de caminatas, según un estudio inglés.

Los resultados de estos dos estudios sugieren un posible papel del ejercicio
para prevenir el DCRE. Sin embargo, todavía se necesitan otros ensayos
controlados en personas con DCRE para confirmar estas observaciones.


Los tratamientos psicológicos y el entrenamiento para mejorar la memoria,
han producido mejoras en la función cognoscitiva de personas con DCRE.

Suplementos alimenticios que pueden ser útiles


L-acetil carnitina

Varios ensayos clínicos sugieren que la L-acetil carnitina retrasa
el comienzo del DCRE y mejora la función cognoscitiva general en las personas
mayores.

En un ensayo clínico controlado, la L-acetil carnitina
fue dada a personas de edad avanzada con deterioro cognoscitivo medio. Después
de 45 días de ingerir suplementos de
L-acetil carnitina en una cantidad de 1.500
mg. por día, fueron observadas mejoras significativas en la función
cognoscitiva, especialmente en la memoria.

Otro importante ensayo con L-acetil carnitina para el deterioro cognoscitivo moderado en personas
mayores, encontró que 1.500 mg. por día, durante 90 días, mejoró
apreciablemente la memoria, el humor, y las respuestas ante el estrés.

Los
efectos favorables persistieron por lo menos 30 días después de que el
tratamiento se discontinuó. Los ensayos clínicos controlados y sin control de
L-acetil carnitina
corroboraron estos hallazgos.

Fosfatidilserina

La fosfatidilserina,
un derivado de fosfolípidos del cerebro bovino, ha demostrado mejorar la
memoria, la cognición, y el humor en las personas mayores, en por lo menos dos
ensayos controlados de placebo. En ambos ensayos, pacientes de geriátricos
recibieron 300 mg. por día de
fosfatidilserina o placebo.

En un ensayo con diez mujeres de edad
avanzada con desórdenes depresivos, los suplementos de
fosfatidilserina administrados produjeron una constante mejora en sus
síntomas depresivos, la memoria, y la conducta, después de 30 días del
tratamiento.

Un ensayo en casi 500 pacientes de geriátricos con deterioro
cognoscitivo, encontró que 300 mg. por día de
fosfatidilserina

produjeron mejoras significativas en los parámetros conductuales y
cognoscitivos después de tres meses, y nuevamente después de seis meses.

Vitamina B6

La deficiencia de vitamina B6 (piridoxina) es común entre las
personas mayores de 65 años. Un estudio finlandés demostró que
aproximadamente el 25 % de las personas finlandesas y holandesas de edad
avanzada tenía deficiencia de vitamina B6, en comparación con adultos más jóvenes.

En un ensayo, se corrigió esta deficiencia con 2 mg. de

piridoxina por día, lo cual tuvo como resultado pequeñas
mejoras psicológicas en el grupo de edad avanzada. Sin embargo, el estudio no
encontró una directa correlación entre las cantidades de vitamina B6 en las células
o la sangre y los parámetros psicológicos.

Un ensayo más reciente con 38
hombres sanos, de entre 70 y 79 años, demostró que 20 mg. de

piridoxina por día mejoró el desempeño de la memoria,
especialmente en la memoria a largo plazo.

Vitamina B12

Los suplementos con vitamina B12 pueden mejorar la función cognoscitiva
en personas de edad avanzada, que han sido diagnosticadas con una deficiencia de
vitamina B12. No es raro que exista tal deficiencia en las personas mayores.

En
un ensayo preliminar, se aplicaron una vez por día durante una semana
inyecciones intramusculares de 1.000 mcg. de vitamina B12, para luego hacerlo
semanalmente durante un mes, y entonces mensualmente durante 6 a 12 meses.

Los investigadores notaron mejoras en la función cognoscitiva entre 22
personas de edad avanzada con deficiencia de vitamina B12 y descenso
cognoscitivo.

Los desórdenes cognoscitivos debido a la deficiencia de vitamina B12,
pueden ocurrir también en personas que no tienen la anemia que a menudo acompaña
la deficiencia de vitamina B12.

Por ejemplo, en un estudio de 141 personas de edad avanzada con
anormalidades cognoscitivas, debidas a deficiencia de vitamina B12, el 28 % no
tuvo anemia. Todos los participantes recibieron inyecciones intramusculares de
vitamina B12, y todos exhibieron subsiguientes mejoras en la función
cognoscitiva.

Las inyecciones de vitamina B12 ponen más B12 en el cuerpo de lo que se
logra con la absorción de los suplementos orales.

Por lo tanto, es poco claro
si las mejoras en la función cognoscitiva descriptas anteriormente eran
simplemente debido a la corrección de la deficiencia de B12 o a un efecto terapéutico
por los niveles más altos de vitamina B12 obtenidos por inyección.

Las
personas de edad avanzada con DCRE deben ser evaluadas por un profesional médico
para ver si tienen una deficiencia de B12. Si efectivamente tal deficiencia está
presente, la mejor manera de avanzar sería recibir, inicialmente, inyecciones
de vitamina B12.

Si las inyecciones tienen como resultado una mejora cognoscitiva, algunos
médicos recomendarían entonces un ensayo experimental con altas cantidades de
B12 oral, a pesar de a actual falta de evidencia científica.

Si la vitamina B12
oral encuentra ser menos efectivo que las inyecciones de B12, el tratamiento
apropiado sería volver a la B12 inyectable. Actualmente, ningún ensayo de
investigación sostienen el uso de suplementos de vitamina B12 en personas que
sufren de DCRE pero no tienen, de todas formas, una deficiencia específica de
vitamina B12.

Melatonina

La melatonina es una hormona secretada por la glándula pineal del
cerebro. Es parcialmente responsable de regular los ciclos del sueño. La función
cognoscitiva está muy ligada a un adecuado sueño y a los ciclos de sueño
normal.

Ciertos beneficios cognoscitivos a causa de los suplementos de melatonina, han sido sugeridos por una investigación preliminar sobre una
variedad de situaciones y pueden derivar en la capacidad de la melatonina para
prevenir las interrupciones de sueño.

Un ensayo sobre diez pacientes de edad avanzada con deterioros
cognoscitivos moderados, demostró que 6 mg. de melatonina, tomados dos horas
antes de la hora de acostarse, mejoró apreciablemente el sueño, el humor, y la
memoria, incluyendo la habilidad para recordar cosas previamente aprendidas.

Sin
embargo, en un caso de estudio sobre una persona sana, 1,6 mg. de melatonina no
tuvo un efecto inmediato en su desempeño cognoscitivo.


Los efectos a largo plazo de tomar regularmente suplementos de melatonina
son desconocidos, y muchos expertos médicos recomiendan que las personas no
tomen más de 3 mg. Un médico familiarizado con el uso de la melatonina debe
supervisar a las personas que desean tomarlo regularmente.

Vitaminas C y E

El uso de suplementos de vitamina C o vitamina E, o ambos, se ha asociado
con una mejora en la función cognoscitiva, así como una disminución en el
riesgo de ciertas formas de demencia, aunque no se pudo ver esto en el caso del
Alzheimer.

Se necesitan ensayos clínicos con estos antioxidantes
para confirmar los posibles beneficios sugeridos por este estudio.


Hierbas que pueden ser útiles

La mayoría de los ensayos clínicos, pero no todos, encontraron que los
suplementos de gingko biloba podían ser un tratamiento seguro y efectivo para
la DCRE.


La Huperzina A, un alcaloide aislado de la
hierba de uso medicinal chino huperzia (Huperzia serrata), ha demostrado
mejorar la función cognoscitiva en personas de edad avanzada con desórdenes
de la memoria.


Un ensayo encontró que la Huperzina A administrada en dosis de 100 a 150 mcg.,
dos a tres veces por día, por entre cuatro y seis semanas, era más efectiva
para mejorar las pérdidas menores de memoria asociadas con el DCRE que la
droga piracetam.


De todas formas, se necesita realizar una mayor investigación
antes de confirmar que la Huperzina A
sirve para revertir la pérdida media de la memoria
asociada con el DCRE.



¿Conoces nuestros juegos para ejercitarte y
mejorar la concentración, la capacidad de observación y la memoria?

Descarga ahora nuestro libro gratis
Gimnasia Cerebral
, haciendo
clic aquí.