Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Suma: el poder de las raíces

Del extracto de raíz de suma, también conocido como corang-acu, para tudo, o “el ginseng brasileño”, se pueden obtener varios beneficios. Desde sus usos como afrodisíaco hasta sus aplicaciones para combatir algunos tipos de cáncer, no cesará de sorprendernos.
  
  

La
suma es originaria de las selvas vírgenes de América del Sur, fundamentalmente
el Amazonas y algunas partes de Venezuela, Ecuador, Paraguay y Perú. Se la
considera un “adaptógeno”, porque facilitan una mejor adaptación del
cuerpo. Es en este sentido que se asemeja al ginseng tradicional.
 

Los
pueblos originarios del Amazonas han usado la raíz de suma desde hace más de
300 años y para los propósitos más diversos. Desde su uso como tónico
general, energizante, tónico sexual, oxigenante celular, estimulador del
apetito o calmante (tanto analgésico como antiinflamatorio), es una parte
importante de la medicina herbal que sostiene la tradición folklórica de
varias tribus indígenas de lugar, con una aplicación polifacética que casi la
convierte en una aspirina de la medicina alternativa.
 

Como
adaptógeno, la suma es un tónico que incrementa la resistencia del cuerpo a
las influencias adversas mediante una suma de factores físicos, químicos y
bioquímicas que tienen un efecto normalizador y restaurador en todo el cuerpo.
Se sabe que la suma incrementa la producción de estrógeno, balancea los
niveles de azúcar, protege el sistema inmune y estimula la circulación sanguínea.
También balancea el sistema nervioso central, y los aparatos digestivo y
reproductivo, además de actuar como normalizador cardiovascular.
 

En
Europa, los usos más comunes de raíz de suma incluyen la restauración de
funciones nerviosas y glandulares y el balance del sistema endocrino (hormonas).
También sirve para minimizar el efecto de los medicamentos anticonceptivos,
para tratar casos de colesterol alto y para neutralizar toxinas.
 

A
nivel muscular, la suma actúa como esteroide. Hace algunos años se conoció
que los atletas rusos la incluyeron en sus dietas durante muchos años, por su
propiedad de incrementar la masa muscular y la resistencia sin los efectos
colaterales comúnmente asociados a los esteroides anabólicos. Este efecto se
atribuye a un fitoquímico llamado beta-ecdisterona y a tres nuevos glicósidos
ecdisteroides que se encuentran en grandes cantidades en la raíz de suma.
 

Además
de la beta-ecdisterona y de los glicósidos ecdisteroides, responsables entre
otros efectos de las consecuencias benéficas para el sistema inmune, la raíz
de la planta contiene:
 


Seis diferentes ácidos pfáfficos


Sitosterol y stigmasterol (fitoestrógenos)


Un gran número de electrolitos y oligoelementos, incluyendo Germanio, Hierro,
Magnesio, Cobalto, Silicio y Zinc


Acido pantoténico.


Hasta 11% de Saponinas (glicósidos de nortriterpenos)


Vitaminas A, B-1, B-2, E, K


19 diferentes aminoácidos
 

Esta
cantidad de principios activos explica la variedad de sus aplicaciones. Por
poner solamente algunos ejemplos, sus usos combatiendo enfermedades de la piel
se explican por la presencia de químicos ecdisteroides. En el aspecto
nutricional, su alto contenido en germanio probablemente sea la causa de su
efectividad contra la anemia.
 

Su
alto contenido en saponinas explica su amplio espectro de actividad en cuanto a
la reducción del nivel de colesterol, la inhibición de células cancerígenas
(especialmente en el cáncer abdominal) y su función como agente
antibacteriano. Además, dentro de las saponinas se han aislado seis ácidos pfáfficos
que tienen la capacidad de inhibir los melanomas y ayudan a regular los niveles
de azucar.
 

También
se ha probado que el extracto de raíz de suma, aunque en dosis más altas,
sirve para combatir algunos tipos linfoma y la leucemia, pese a no erradicarla
por completo. Otro estudio también demostró su efectividad en casos de anemia,
incrementando los niveles de hemoglobina y mejorando la condición física
general durante el tratamiento mediante la reducción de los efectos
colaterales.
 

Los
suplementos de suma están apareciendo cada vez más en las farmacias. Ya sea en
pastillas o de forma líquida, su estandarización y adaptación a los cánones
de la medicina tradicional está en franco ascenso. En cuanto a las dosis para
el tratamiento de las diversas afecciones, son muy variables. Por eso lo mejor
siempre es consultar a un médico.
 

Resumiendo,
el extracto de raíz de suma sirve para tratar una multitud de enfermedades,
entre las que se encuentran:
 


fatiga crónica


impotencia


artritis


anemia


diabetes


mononucleosis


hipertensión


síndrome premenstrual


menopausia


stress


reuma


psoriasis


bronquitis


esterilidad


arteriosclerosis


asma


síndrome de Epstein-Barr


hipoglucemia


úlceras


fiebre


malaria


diarrea


disentería


algunos tipos de tumores y cáncer
 

Entre
las contraindicaciones podemos mencionar:
 


El aumento en la producción de estrógeno. Aunque no está clínicamente
comprobado, es una consecuencia potencial de la presencia de la beta-ecdisterona,
que tiene efectos estrogénicos, en cantidades altas. Por eso se desaconseja su
uso en mujeres que padezcan algún tipo de cáncer que se relacione con la
actividad del estrógeno.


El extracto de raíz de suma puro puede causar reacciones alérgicas o asma si
se lo inhala.


La ingesta abundante de plantas con saponinas ha provocado trastornos gástricos
leves que pueden incluir náuseas y calambres estomacales.

Si
quieres conocer las hierbas medicinales y cómo
usarlas para la preservación de la salud y la belleza en forma natural
,
inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Hierbas
Medicinales
, haciendo clic
aquí
.