Soy madre y quiero salir de casa

Amas de casa, voluntariado, y trabajo rentado 

Llega un momento de la vida de toda mujer que le ha dedicado muchos años de su existencia a ser madre que:  

  1. Quiere tener sus propios horarios 
  2. Quiere tener responsabilidades que no incluyan a nadie relacionado con la casa y los chicos
  3. Quieren tener otro tipo de actividad
  4. A veces a esas mujeres les preocupa que alguien las mire y les diga:

¿Qué has estado haciendo en los últimos 5 años?

Ó Tampoco les gusta  que les pregunten: ¿Qué haces? y la respuesta es nada, solo la casa y los chicos.

Se empiezan a sentir culpables por no trabajar, por no hacer algo distinto a las tareas de la casa

No se sienten valoradas ya que piensan que al no tener contacto con el afuera realmente no hacen nada

– Estas  mujeres empiezan a buscar trabajo no solo para que su vida sea más interesante sino por que no estaban contentas consigo mismas 
–   La salida a todas estas inquietudes es la salida laboral, salen a buscar trabajo.
– En otro momento lo encontraban en este momento hay que ser profesional en la búsqueda de trabajo y hay que tener: 
 

  1. Metas muy claras respecto a donde se quiere insertar
  2. Saber qué tiene para ofrecer al mercado (muchas veces antes de empezar una búsqueda y chequeando la empleabilidad la persona se da cuenta que le falta capacitación o entrenamiento)
  3. Poder seguir una serie de pautas y estrategias para cumplir con el proceso de búsqueda
  4. Ser muy perseverante
  5. Contar con las herramientas de marketing (Un buen CV que te represente y el manejo de las cartas que lo acompañan)

A veces no se quiere invertir tiempo, energías y dinero en una búsqueda de trabajo 

– Pero si se quiere tener una actividad fuera de la casa con un compromiso distinto

– Muchas veces cuando no existe una necesidad imperiosa del dinero. Podes lograr sentirte bien a través  de una actividad no remunerada como es el voluntariado

– A veces te quedas con esa actividad y otras veces este entrenamiento te permite llegar al mundo del trabajo mejor preparada
 

Por donde empezar

  1. Analizando:  ¿Qué cosas  te gusta hacer? 
  1. ¿Qué cosas podes ofrecerle a la comunidad?                              
  1. El primer paso para convertirse en voluntario es elegir un área de interés donde canalizar la ayuda
  1. Hay distintas áreas deporte, tiempo libre, ambiental, hospitalario, carcelario, educativo, etc.
  1. Contactarse con las instituciones que necesitan del voluntariado
  1. Tratar de realizar algún curso de voluntariado
  1. Cuando comenzás a prestar el servicio debes tener  muy claro: ¿Qué se espera de vos? y ¿Qué es lo que vos podes ofrecer a la institución?
  1. Saber que se necesita responsabilidad, compromiso y  tiempo    

Esto mismo es aplicable a los chicos que aún no han terminado el secundario y que quieren tener una actividad en el verano 

– Pensándolo desde el punto de vista de la formación y del mundo del trabajo no es lo mismo un chico con experiencia en voluntariado que un chico inactivo 
 

Por otro lado no estas tratando de entrar a un mercado para el cual no estas preparada y muchas veces tampoco queres estar tantas horas fuera de casa 

De esta forma:

Cumplirías con tu objetivo, que es salir de casa y tener tus horarios, responsabilidades, compromiso  con una institución que no es la familiar
No ocuparías el lugar en el mundo del trabajo de una persona que sí necesita trabajar
Ese voluntariado te dará entrenamiento en algún área que luego puede llegar a convertirse en un trabajo rentado

Si quieres aprender las claves de una imagen personal ganadora, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Imagen Personal para Mujeres Profesionales haciendo clic aquí.