Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Soy ama de casa

¿A ti también te ha pasado…?
  
  

Quiero que sepan que después
de ser una brillante estudiante y de tener un envidiado empleo, renuncié a él
hace 13 años para casarme, porque en ese tiempo tenía la seguridad de lo que
quería y era un modelo de hogar y deseaba dedicarme a modelar el carácter de mis
hijos, así que lo que menos quería era ser mamá de segunda, o traer mis hijos de
arriba para abajo buscando quién los cuidara o buscando mis suplentes en su
educación.

Bueno, renuncié y me metí de
mamá de tiempo completo, sin embargo quiero confesarles que al no terminar mi
carrera profesional siempre me causa un poco de envidia cuando conozco gente
profesionista, siendo que estuve a poco de serlo.

También empecé a notar que
la gente que me rodeaba -incluyendo a mi propia familia- me comenzaba a ver como
menos por ser “sólo” mamá, esposa y ama de casa, y así me sentí yo también, como
poca cosa.

A veces me da pena cuando me preguntan, contestar que soy una simple ama de
casa, sin embargo la gente que me conoce bien, sabe que me gusta leer, me gusta
la cultura, estar a la vanguardia en lo que puedo y en las noticias, que puedo
hablar casi de todos los temas o al menos trato. E igualmente me siento capaz de
tratar con cualquier tipo de personas.

Sin embargo, por ser ama de
casa me invadió la timidez y un poco de inseguridad.

Y, como les decía, ahora
estoy saliendo de eso y cerca de mis 40 es como otra oportunidad que tengo para
realizarme, para salir un poco más de casa sin descuidarla.

Y, con orgullo, también puedo decir:

Soy ama de casa.

Por Irma de Díaz

Para comenzar ahora, te sugerimos nuestra
sección de cursos gratis.
¡¡ Inscríbete ahora haciendo clic
aquí
!!