Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

¿Son tus genes los que te impiden quemar grasas?

¿Tus genes te condenan a tener kilos de más? ¿O son las dietas inadecuadas las que te están impidiendo adelgazar?
  
  



En relación a la mayoría de las cosas buenas que hacemos en la vida, confiamos
ciegamente en nuestra visión o vista como el factor determinante para decidir si
creemos o no en algo.

Desafortunadamente esto también aplica cuando hablamos de
quemar grasa. ¿Cómo dice el viejo refrán? Una imagen dice más que mil palabras,
¿verdad?


Bueno, cuando posamos nuestros ojos en la foto que muestra un tipo musculoso o
una chica explosiva con seños grandes en la cubierta del último producto para
acondicionamiento físico o para perder peso, algo pasa. Nos emocionamos. ¡Muy
probablemente nos emocionemos mucho!


Desafortunadamente, esto es algo de lo que se aprovechan muchos en la industria
del acondicionamiento físico. Saben esto y lo usan en su beneficio.

El proceso
es sencillo: solo necesitan colocar un tipo o una chica bien parecidos y en
excelente forma en el producto, para que este se venda.


Ni siquiera tienen que decirte que te verás como dicha persona, ya saben que
subconscientemente asumirás que eso pasará. Como deseas quemar grasa
desesperadamente, este se vuelve un juego demasiado fácil esta industria.


Por supuesto, unas cuantas semanas después, quizás comiences a perder las
esperanzas y te des cuenta de que va a ser muy difícil estar a la altura de esos
lineamientos poco realistas y exageradamente estrictos.


Tienes una vida, ¿verdad? Es cierto, quieres quemar grasa, pero también tienes
un trabajo, quizás una familia y otros intereses en la vida.

No me
malinterpretes, me encanta un entrenamiento grandioso para quemar grasa, ¡pero
se que no deseas pasar cada hora del día, por el resto de tu vida, haciendo
ejercicio!


Todo esto me pasó muchas veces cuando era más joven. No me sentía feliz con mi
peso, quería quemar grasa y buscaba la manera más eficiente para adelgazar,
fortalecerme y estar sano; sin embargo, no deseaba pasar demasiado tiempo en el
gimnasio, o tener que seguir un plan de dieta irracional durante largos periodos
de tiempo.


Después de más de una década experimentando en mi mismo, amigos, parientes y
perfectos extraños, reuní algunos de los secretos que funcionaban mejor para
quemar grasa en la menor cantidad de tiempo.

  Ahora bien, lo que me orilló a
hacer esto, fue la increíble cantidad de frustración que se que miles de
personas están pasando en este momento.


¿Por qué? Para contestar esto, quiero que comprendas los aspectos psicológicos a
los que nos enfrentamos en el mundo de la salud y el acondicionamiento físico


¿Cómo se le dice a hacer algo una y otra vez esperando un resultado diferente?
Muy bien, voy a responderte… ¡Locura! En cierta manera, la industria del
acondicionamiento físico te está volviendo loco mientras buscas quemar grasa y
tener un cuerpo delgado, fuerte y sano.


Sus promesas son demasiado buenas para ser ciertas, y a menudo no pueden cumplir
con las expectativas. En muchos casos, prometen en exceso y sus resultados están
por debajo de lo esperado.


Es un enorme juego psicológico que la industria del acondicionamiento físico
está jugando con nosotros, el cual se remonta a nuestra infancia.

Cuando éramos
niños, en la escuela nos enseñaron que podríamos hacer todo lo que quisiéramos
cuando creciéramos.

Tus padres probablemente te dijeron que podrías lograr
cualquier cosa que quisieras si lo creías con la suficiente fuerza. Los míos lo
hicieron.


Aunque esto puede ser fuente de gran inspiración para lograr los objetivos de la
vida, también puede ser usado contra ti, sin que lo sepas.

En gran medida eres
producto de tus características genéticas. De la misma manera que un enanito
jamás podrá jugar en la NBA, y alguien flaco jamás podrá ganar una competencia
de culturismo de pesos pesados.


Lo cierto es que estas dos personas pueden quemar grasa y obtener la mejor forma
de su vida, pero nuestros genes son responsables en gran medida de como
terminaremos viéndonos cuando tengamos esa mejor forma.

Normalmente esto no te
lo dicen en la industria del acondicionamiento físico, quieren que creas que
cualquiera puede verse como un fenómeno genético de la naturaleza… con tan
solo seguir sus programas.


Por favor, comprende que no estoy diciendo que estás condenado por tus genes…
todos pueden lograr mejoras asombrosas en sus físicos realizando ejercicios
adecuados y teniendo buenos hábitos alimenticios.


Me refiero a que cuando comenzamos a compararnos con las personas que aparecen
en las revistas es cuando nos metemos en problemas, nos perdemos en ese círculo
vicioso de exageraciones y sensacionalismo que actualmente prevalece tanto en el
acondicionamiento físico y la quema de grasa.


Como dije antes, tienes una vida. Eres una persona ocupada. Todos lo estamos.
Vivimos en una sociedad que va a un ritmo rápido, en la era de la información,
en la cual tenemos que completar demasiadas tareas y muy poco tiempo para
hacerlo.

No se tu, pero muchas veces me encuentro a mi mismo tratando de meter
todo lo que hago en esas pocas horas que hay entre el momento que me levanto y
me voy a dormir. No es fácil.


Entonces llegan los gurús del
acondicionamiento físico
diciéndote que para
quemar grasa y estar en buena forma tienes que entrenar todos los días o casi
todos. Que tienes que hacer aeróbicos o ejercicios cardiovasculares para quemar
grasa, varias veces a la semana.


Que tienes que entrenar con pesas otros tantos días a la semana, de modo que
literalmente terminas entrenando 5-6 días a la semana, todas las semanas. Si lo
quieres, tienes que hacerlo, te dicen.


Estoy aquí para decirte ¡que eso está muy alejado de la verdad! Muchos de estos
programas también te dirán que tienes que seguir alguna dieta irracional para
quemar grasa.

Esto puede incluir eliminar todos o la mayoría de los
carbohidratos, ingerir enormes cantidades de suplementos o alguna otra poción
mágica para perder peso.


Además de eso, cuando sus programas no cumplen las expectativas, te dirán que
todo el mundo es diferente y que tienes que descubrir lo que funciona bien en
ti. Espera un minuto… ¿No te habían dicho que su programa te prometía el
cuerpo de la portada?


Lo que están haciendo es mantenerte en esa locura del acondicionamiento físico
que mencioné antes. Te mantienen haciendo lo mismo (probando el siguiente
producto o entrenamiento y régimen de dieta de moda), prometiéndote los mismos
resultados maravillosos de quema de grasa.


Si no funciona, te recomiendan el siguiente método grandioso. Mucha gente usa el
siguiente producto o promesa milagrosa mientras ¡la industria del
acondicionamiento físico lo usa en su beneficio!


Desafortunadamente esta industria, en muchas maneras, se ha convertido en un
ciclo de exageraciones y sensacionalismo.

Es cierto, existen algunos
entrenadores y profesionales de buen corazón, pero incluso algunos de ellos
están siendo controlados por los propietarios de los gimnasios, por los editores
de revistas y las compañías de suplementos.

¡Ahí es donde está el dinero!
Incluso si están tratando de ayudarte, se convierten en víctimas involuntarias
de la maquinaría.


Anuncian sus productos, programas y dietas utilizando lo más selecto entre los
bendecidos genéticamente. Oye, si funcionó en ese tipo o en esa chica que tiene
un físico impresionante, funcionará en mí. Caí en la trampa demasiadas veces,
hasta que comencé a investigar y experimentar como lo dije antes.


Entonces, un buen día finalmente desperté y descubrí por mi mismo los secretos
que unos cuantos conocen.

Secretos que jamás dominarán las recomendaciones
generales de la industria del acondicionamiento físico porque no son populares
entre la gente que la controla. ¿Por qué?


Porque estos principios no venderán enormes cantidades de aparatos o
dispositivos ridículos para hacer ejercicio, o pociones mágicas.

Sin embargo,
nuestra mente subconsciente es poderosa, uno tiene que estar atento… porque
incluso ahora puedo sentirme atraído por los fascinantes anuncios que pasan por
la noche en la televisión, a pesar de que estoy bien informado. Por lo tanto,
tienes que estar en guardia.

Por Rob
Poulos, Experto en Pérdida de Grasa y Acondicionamiento Físico
Creador del "Incinerador de Grasa"

http://bit.ly/vientreplano