Sobre las formas de escribir

¿Cambiaran las computadoras la literatura?

Kezamburo Oé, el Premio Nobel de Literatura Japonés, escribía hace un tiempo que los japoneses estaban cambiando el inglés. Efectivamante, los kanji son tan difíciles de utilizar en las computadoras que hay muchos japoneses que se han lanzado al mundo del email a través del inglés.

Esto ha generado un estilo particular del inglés, en el que se han entremezclado matices de una idiosincracia ajena al origen de esa lengua.

Las computadoras parecen abrir un mundo de posibilidades y restricciones a la expresión literaria, por un lado son obstáculo a los kanji, pero le abren la puerta a esta otra forma del ingles, Windows 2000 lleva a escribir sin acentos a los hablantes de español, pero una función del Explorador de Internet nos permite navegar libros que nunca serán impresos en papel.

Como salga parada nuestra lengua de tanto laberinto electrónico dependerá, en parte de nosotros (claro que otra parte dependerá del capricho de estas máquinas), como de nuestras "políticas lingüísticas" en Internet.

La ortografía, los signos de puntuación, las expresiones idiomáticas y los términos técnicos parecen ser las principales trincheras que hemos abandonado los hispanohablantes en la web.

Aunque este fenómeno no se da en todos los contextos, lo que nos hace pensar que tal vez sea solo un efecto del contacto con otras lenguas. Otro dato lingüístico relevante es que, aunque Windows no lo refleje, los especialistas describen la frontera lingüística español-inglés cada día más al norte.  

Esto no termina aquí, también cambiará la forma de hacer literatura. Un escritor poco conocido, o el mismísimo Stephen King,  puede distribuir el primer capítulo de su obra gratis para darse a conocer o ver el impacto en los letores, pero de este primer capítulo depende que el lector vuelva por más. ¿No cambiará esto las formas de escribir?

Fuente: www.librosenred.com