Sobre la jardinería orgánica

Aunque muchas veces los productos químicos sean imprescindibles para su jardín, en determinadas ocasiones estos pueden ser reemplazados por elementos orgánicos, los cuales pueden ser hechos por usted mismo
  
  

Cultivar un
jardín orgánico no es lo mismo que
cultivar un jardín sin productos químicos. Quién lo cultive -sea usted o su
jardinero-, podrá utilizar los productos industriales, pero deberá priorizar
el trabajo junto con la naturaleza, para desarrollar el ecosistema de su jardín.

Esto significa, por ejemplo, traer insectos sanos a
su jardín, como las mariposas, para que, alimentándose con los parásitos que
allí existen, puedan erradicarlos. Usted puede atraer estos insectos plantando
hinojo, eneldo, o comino.

Además, debe asistir a la tierra para que ésta
pueda alimentar a esas plantas, agregándole, por ejemplo, materia orgánica
para fortalecer el suelo. Intente hacer su propio abono vegetal, con los
desperdicios orgánicos de su hogar. ¡Este abono no solo alimenta la tierra, si
no que además lo libera de tener que “guardar” mucha basura en su cocina!

¿Qué es un cultivo orgánico?

Al cultivar un huerto orgánico,
se trabaja en conjunción con la naturaleza para poder producir plantas sanas.
En vez de usar fertilizantes y pesticidas, u otro tipo de productos químicos,
los jardineros construyen un suelo sano y realizan un control natural de parásitos.
Esto puede incluir, por ejemplo, abono vegetal, o mezclas de jabón.

¿Cómo se controlan los parásitos sin
pesticidas químicos?

Los jardineros pueden utilizar “depredadores” naturales como
mariposas, o cualquier otro tipo de insecto que se alimente de parásitos dañinos.
Además, los pesticidas naturales no tienen ninguna contraindicación, son
seguros, y están hechos completamente de elementos naturales.

¿Por qué utilizar fertilizantes
orgánicos?

 Los fertilizantes orgánicos poseen elementos que son más fáciles
de remover con el lavado de los alimentos, algo que no sucede con los
componentes de los fertilizantes sintéticos. La mayoría de los fertilizantes
orgánicos son subproductos del sector alimenticio, y no utilizan componentes químicos
en su fabricación.

¿Cómo se hace un buen
fertilizante orgánico?

 Una buena receta para producir un fertilizante orgánico es: cuatro
porciones de alimento para semillas, una porción de fosfato de roca o media de
harina de huesos. También se puede agregar una porción de cal para darle a la
tierra más pH.

¿Cómo incide en las plantas el
pH de la tierra?

La mayoría de los vegetales crecen muy bien en un suelo con algo de ácido
pH, de 5.5 o 6.5, ya que las plantas pueden absorber más nutrientes, como el fósforo
y el magnesio. Para ajustar el pH, los jardineros pueden utilizar cal de dolomía,
con lo que lo aumentan o disminuyen.

¿Qué es una semilla híbrida?

Los híbridos son criados para acoplar a las plantas masculinas y
femeninas. La hibridación, puede
ocurrir naturalmente, pero a menudo es controlada por los jardineros que
utilizan pantallas y colonias de abeja para cerciorarse de que el polen caiga
sobre la hembra.