Snacks saludables

Dejar la pizza y el helado será mucho más fácil si no se pasa hambre entre las comidas. En esta nota te mostramos cómo seguir comiendo durante el día sin que esto implique un riesgo para la balanza (y tu salud)
  
  


Alimentarse de manera sana no significa tener que estar comiendo lechuga todo el
día. Es importante tener una actitud previsora para que el hambre no ataque en
la calle o lejos de una nevera. De este modo no se pasará
apetito y se podrán
ingerir alimentos sanos que no comprometan la salud ni hagan aumentar de peso.


Llevar consigo unas prácticas bolsitas de plástico en donde se puedan guardar
los
aperitivos y así no sufrir tentaciones. Estos pueden ser dulces o salados
dependiendo de lo que se quiera consumir según la ocasión.


Algunas de las alternativas que se pueden preparar son las siguientes: cortar en
juliana algunas zanahorias y algunos hojas de apio.

Conservarlas en una bolsa en
la nevera hasta el momento de consumirlas o de llevarlas al trabajo. Otra de las
opciones es preparar un sándwich de pan negro relleno de tomate y lechuga.
Conservarlo debidamente.

La fruta es otra de las sugerencias que sacian el
hambre. Otra de las elecciones puede ser una ensalada de frutas. Los frutos
secos son otra alternativa válida. Se pueden combinar nueces, almendras y pasas
de uva.


El yogurt y el agua mineral son las bebidas más indicadas. La gelatina sin sabor
puede llegar a ser también apropiada. Si se prefiere consumir leche es mejor que
sea desnatada. Las infusiones también son recomendables y se pueden combinar con
otras bebidas.


La mejor actitud para no tener una alimentación incorrecta es no comprar
alimentos ricos en grasa, azúcares y calorías.

Es conveniente mantener una dieta
equilibrada a base de verduras, frutas, cereales y carnes magras. Preparar este
tipo de productos y conservarlos en la nevera es una buena idea para que cuando
el hambre ataque se puedan tener cerca alimentos nutritivos y saludables.


Recetas de snacks saludables para niños y adultos:


1.- Sándwich de verduras asadas:


Los ingredientes necesarios son:

·
Dos pimientos rojos

·
Una berenjena cortada

·
Dos cucharadas de aceite de oliva

·
Dos rebanadas de pan integral.


Colocar la berenjena y los pimientos en el horno. Retirar del horno cuando estén
blandos y oscuros. Quitarle la piel a los pimientos y picarlos. Cortar la
berenjena en tiras delgadas. Colocar ambos alimentos en el pan integral.


2.- Bocaditos de zanahoria:

·
Hervir muy bien tres zanahorias y cuando estén blandas, pisarlas con un tenedor.

·
Hacer bolitas y rebozar en coco rallado.

·
Conservar en la nevera hasta que estén bien frías.


3.- Manzana con yogurt:


En un recipiente con tapa colocar:

·
Una manzana cortada

·
Una pera.

·
Añadir un yogur natural y remover muy bien.

·
Colocar canela por encima. Tapar y preservar en la nevera.


4.- Huevos rellenos:

·
Cocer dos huevos y cortarlos por la mitad.

·
Retirar las yemas y mezclarlas con un poco de atún.

·
Colocar la mezcla sobre los huevos.


5.- Tomates cherry con queso:

·
Cortar los tomates por la mitad

·
En el medio de cada una añadir un poco de queso crema.

·
Unir con un palillo. Ideal para llevar a la oficina.


6.- Sándwiches de pepino:

·
Cortar un pepino a lo largo y colocarlo sobre láminas de papel

·
Untarlos con queso crema

·
Cortar los bordes de pan dos rodajas de pan de molde y cortar las mitades en
forma de triángulo.

·
Añadir los pepinos untados con queso y cubrir con una tapa de pan de molde.


Los snacks son alternativas saludables para comer entre horas, pero es
conveniente no abusar de ellos y consumir solamente un par de porciones al día.

Encuentra el secreto para
adelgazar
comiendo de todo
en el libro "Comidas
adelgazantes
" de Michelle María, haciendo
clic aquí
ahora

¿Te gustaría cocinar como los mejores chefs? Pues inscríbete
ahora en nuestros cursos gratis:

La cocina
saludable y sanadora


Recetas de soja

La cocina
vegetariana y el vegetarismo