Sistemas inalámbricos de alarmas para su hogar

Hoy en día, los sistemas de seguridad para los hogares son muy comunes, y existen diferentes opciones según las necesidades reales o las preocupaciones del cliente. Te contamos cuál es el mejor para tu casa:

En otros tiempos, los sistemas de seguridad se utilizaban sólo en las grandes empresas. Sin embargo, con la creciente preocupación entre los propietarios de viviendas, las empresas comenzaron a diseñar sistemas específicamente pensados para uso residencial.

Inicialmente, los sistemas de seguridad se instalaban de manera profesional en barrios ricos, pero con los niveles crecientes de delincuencia, los clientes y sistemas de alarmas han cambiado.

Hoy en día, los sistemas de seguridad para los hogares son muy comunes, y existen diferentes opciones según las necesidades reales o las preocupaciones del cliente.

Cómo mantener tu casa segura

Además de ser utilizadas para casas de ciudad, se ha hecho cada vez más frecuente encontrar sistemas de seguridad en casas ubicadas en zonas alejadas. Junto con los cambios en la base de clientes, las opciones y los tipos de sistemas han evolucionado.

Si bien todavía existe la opción de los sistemas cableados, cada vez más personas optan por sistemas inalámbricos de alarmas por varios motivos.

Ninguna persona quiere ni debe vivir con miedo, pero en la sociedad actual se ha hecho necesario que las personas sean realistas sobre los peligros potenciales, y que tomen las medidas de seguridad apropiadas.

Para disuadir una potencial actividad criminal, instalar un sistema de seguridad sería una excelente opción. Además, existen varias medidas de seguridad que se deben tener en cuenta y son las siguientes:

• Nunca debe guardar una escalera fuera de su casa, ya que proporciona una oportunidad para ingresar a su hogar.

• La calle y las veredas deben estar iluminadas.

• Los árboles y arbustos que estén cerca de la puerta y debajo de las ventanas deben ser recortados para eliminar posibles escondites.



Inalámbrico vs. cables

Gracias a los avances tecnológicos, los sistemas de seguridad para los hogares están disponibles tanto con sistemas de cables como inalámbricos.

Si bien esta clase de sistema funciona muy bien, presenta ciertas limitaciones en cuanto a la ubicación de la instalación. Además los sistemas de cables suelen ser significativamente más caros que los sistemas inalámbricos, y la mayoría necesita ser instalado y reparado por profesionales capacitados debido al grado de complejidad.

Por el contrario, los sistemas inalámbricos no requieren absolutamente ningún cableado. Esto le da una libertad completa al usuario para instalar el sistema en donde lo considere apropiado, como puede ser un patio, una zona difícil de iluminar, o incluso una casa grande, que resulta difícil de cubrir con un sistema cableado.

Tenga en cuenta que, además, puede agregar cámaras en distintos lugares de la casa según sea necesario, lo que le dará aún más tranquilidad cuando esté fuera de casa.

Aunque los sistemas inalámbricos ofrecen una cobertura mucho mejor, para asegurarse una protección ininterrumpida usted debería revisar las baterías frecuentemente y si verifica que la carga ha disminuido considerablemente, únicamente instale baterías de litio.

La razón para utilizar baterías de litio es que, si en algún momento la batería de la casa está por agotarse, el sistema seguiría proporcionando cobertura a la propiedad.

Un sistema inalámbrico básico emitirá un sonido de alerta cuando detecte algún movimiento. Sin embargo, una persona puede actualizarlo en cualquier momento si lo desea.

Una vez más, la cobertura con cámaras es otra posibilidad, que también ofrece una serie de beneficios. Por ejemplo, las cámaras pueden enviar imágenes o vídeos a un determinado dispositivo receptor dentro de la casa que hace  más probable la identificación de un delincuente.

Sin embargo, para alguien que trabaja fuera de su casa, existen algunos sistemas en los que las cámaras envían fotos y videos a un aparato receptor remoto o a una grabadora.

En este caso, el propietario tiene la capacidad de ingresar a un sitio web asociado al sistema utilizado y luego, en tiempo real, podrá ver exactamente lo que están filmando las cámaras.

Algunas de las configuraciones más populares de sistemas inalámbricos de alarmas con cámaras incluyen los siguientes:

• Una sola cámara – Funciona muy bien para cubrir una puerta frontal o trasera de una casa o departamento. Sin embargo, la cobertura de una sola cámara también resulta ideal para una zona específica de una casa o propiedad más grande.

• Múltiples cámaras – Para casas más grandes, propiedades con dependencias y casas con zonas difíciles de cubrir, pueden instalarse varias cámaras de seguridad.

• Cobertura interior y exterior – Además de usar cámaras en el exterior de una casa, los sistemas inalámbricos de alarmas también son una opción perfecta para la cobertura interna.

• Punto focal – Si alguien tiene una o más áreas en el interior de su casa que constituyen su mayor preocupación, podría instalar varias cámaras en esos puntos focales específicos.

Esto podría aplicarse para aquellos casos en que se requiera la protección de obras de arte, joyas, acciones, bonos, dinero, o incluso la habitación de un bebé.