Home > Amor y sexo > Pareja

Divorcio y Separación

Seguros contra divorcio

Aprende a tener un buen seguro de divorcio sin la necesidad de contratar una verdadera póliza



Una parte importante del proceso de planificación financiero es realizar un calculo de riesgos. Esto quiere decir que debes revisar tu cobertura de seguros para ver si ésta satisface tus necesidades.

¿Si murieras joven, tu seguro de vida sería suficiente para tu familia? ¿Tienes un seguro por discapacidad que te permita reemplazar tu ingreso si te enfermas y no puedes trabajar?

¿Tienes un seguro automotor y un seguro de vivienda en caso de que tus posesiones se dañaran accidentalmente? Y si estás casado..., ¿acaso tienes un seguro de divorcio apropiado?

Sí, no hay ningún error de tipeo. Has leído bien: seguro de divorcio. Así que si tu matrimonio se encuentra a la deriva, puedes estar tranquilo: gracias al nuevo seguro lanzado por la compañía Safe Guard Guaranty en Estados Unidos.

Desde 16 dólares al mes puedes gozar de la tranquilidad de que los gastos del divorcio estarán cubiertos. El seguro se llama WedLock e incluye un pago en efectivo de todos los costos que involucran una separación legal, desde la solicitud hasta la mudanza.

El plan básico cubre los gastos con $1,250, pero si compras más “unidades de protección”, recibirás un monto mayor. Entre los servicios que ofrece la compañía está ayudarte a calcular el costo total del divorcio e incluso a medir las probabilidades para ver si fracasarás en el matrimonio o no.

Sin embargo, puede que en tu país todavía no exista el seguro de divorcio, o puede que simplemente no quieras pensar en ello por anticipado.

En cualquier caso, es posible tomar algunas medidas de antemano. Sigue las siguientes reglas para establecer tu propio seguro de divorcio:

No te tomes el matrimonio a la ligera

El voto de matrimonio es una promesa solemne. Tanto si el novio o la novia tienen una remota conexión con la fe, los votos matrimoniales serán hechos en una ceremonia ante el mismísimo Dios.

Si lo que estás buscando un sermón sobre la moralidad de mantener los votos, no lo encontrarás aquí. Pero si quieres una advertencia acerca de la devastación económica que puede causar el hecho de no sostenerlos, entonces estás en el lugar indicado.

Un divorcio entre dos personas sin hijos y con un patrimonio moderado debería ser un acto relativamente indoloro. Veamos a un mediador. Tú escoges un camino y yo escojo otro. Adiós.

Pero cuando los niños están en el medio las cosas se complican, y hay que comenzar a hablar del sustento del chico y del costo de mantener dos hogares.

Si la mujer ha estado fuera del mundo laboral por algún tiempo, seguramente querrá llevarse una buena porción de los ahorros y ganancias producidos durante los años de matrimonio. Podría haber una batalla sangrienta, y el proceso podría durar un tiempo largo.

Si la familia tenía problemas económicos antes del matrimonio, entonces el divorcio podría conducir a una posible bancarrota.

En consecuencia, antes de casarte, necesitas saber quién eres tú y quién es tu pareja (y saber qué es el amor).

Tu relación puede parecer como un cuento de hadas al principio, pero antes de atar el nudo, recuerda lo que dijo alguna vez el gran escritor ruso Dostoievsky: “El amor en acción es una cosa rigurosa y horrorosa en comparación con el amor en los sueños”.

Comprende qué ocasiona el divorcio


Durante el colapso financiero de 2008, debes haber escuchado el término “riesgo moral”. Los riesgos morales existen cuando las personas con seguros toman mayores atribuciones o permisos de las que habitualmente se tomarían porque se saben protegidas; están cubiertas.

Pongamos por ejemplo tu propia casa. Tienes bidones de gasolina almacenados en el sótano y no hay detector de humo. Alguien te dice que esto podría hacer que tu casa se queme en un incendio. Tu respondes: “No hay problema, tengo seguro”.

Si fueras a comprar el producto de Weblock, el equivalente al riesgo moral sería decir: “Está bien, si mi matrimonio no funciona puedo divorciarme”.

Para evitar los gastos innecesarios del divorcio y las heridas emocionales que deja en la mayoría de las personas, debes conocer las cuáles son las causas principales de divorcio señaladas en forma coincidente por los expertos:

· Casarse joven.

· Importantes diferencias culturales o religiosas.

· Estilos comunicativos negativos o confrontativos.

· Diferencias monetarias.

El comentarista deportivo Jim Nance fue condenado recientemente a pagar cerca de un millón al año de pensión alimenticia a su ex pareja.

“He visto más divorcios relacionados a un proyecto de remodelación de la casa que a razones de infidelidad”, dijo su abogado.

En ese sentido, la comunicación honesta en los planos monetarios y financiero antes y durante el matrimonio deberá ser una parte integral de tu seguro de divorcio.

Considera un acuerdo prenupcial

¿Qué tal esto como seguro de divorcio? Pagas a un abogado una vez antes de casarte para hacer un acuerdo prenupcial. Un acuerdo prenupcial es un contrato que determina cómo serán divididos los activos en caso de divorcio.

Se trata de una pequeña inversión (el salario del abogado), que puede ser muy conveniente a la posibilidad de una batalla judicial larga y costosa intrínseca a buena parte de los divorcios.

Si optas por este camino, asegúrate que se trate de un acuerdo prenupcial válido. Especialmente:

· Contraten abogados en forma individual. De lo contrario, tu pareja podría intentar desacreditar el acuerdo, alegando que nunca tuvo representación legal propia al momento de hacer el documento.

· Asegúrate de declarar todos tus activos al momento de firmar el acuerdo. Si no lo haces, podrías dar a tu mujer una buena razón para declarar inválido el acuerdo prenupcial.

· Procura que el acuerdo prenupcial sea justo y no dejes a tu pareja viviendo por debajo de la línea de la pobreza. Y también procura al menos haber confeccionado y firmado el acuerdo un mes antes de la fecha del matrimonio.

Establece una cuenta secreta



Hemos hablado de esto con anterioridad. Tal vez hayas escuchado de hombres de hombres traicionados por mujeres que asaltan las cuentas bancarias conjuntas y se van junto a los niños a alguna otra parte (generalmente lejos).

Esto deja al marido intentando arañar dinero para contratar a un abogado para recuperar al menos algo de lo que le corresponde en forma legal.

Si tienes esta preocupación, es posible que desees establecer una cuenta bancaria secreta y destinarle algunos fondos.

Ella no será capaz de acceder a esta cuenta pues estará únicamente a tu nombre. Este será tu fondo de emergencia en caso que tu mujer asalte las cuentas del matrimonio, de donde podrás sacar dinero para pagar abogados y hacer frente a los gastos diarios.

Es perfectamente legal hacer esto. Asimismo, no es ilegal intentar esconder algo de dinero durante el divorcio. La mayoría de los países requiere que ambas partes declaren completamente todos los activos y los pasivos.

El no hacerlo es considerado perjurio. Claro que esto no quiere decir que no se haya hecho (y menos que no se haya hecho en forma exitosa). Simplemente debes comprender qué implicancias pueden darse si lo intentas y eres descubierto.

Comprende los riesgos

Al igual que otros intereses asegurables, el matrimonio involucra ciertos riesgos. Pero a diferencia de otras cosas contra las cuales estamos asegurados (fuego, discapacidad, muerte temprana, etcétera), el divorcio no es un acto caprichoso del destino.

Tú y tu pareja deciden separarse permanentemente. A nuestro entender, harás mejor en seguir los tips y consejos recién explicitados que en contratar un seguro de divorcio.

Una advertencia final: si sí compras un seguro de divorcio, tal vez sea bueno mantenerlo en secreto (entiéndase, que tu pareja no lo sepa). ¿Cómo crees que se sentiría si descubre que tienes un incentivo económico para sacártela de encima?


 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Pintxos fáciles

Pintxos fáciles

Ideales para quitar el hambre, los pintxos son un clásico de la cocina del país Vasco. Las mejores sugerencias para preparar en casa:

Tímidos no, tímidas sí

Tímidos no, tímidas sí

El cómico Verdaguer contaba que había un hombre tan tímido que veía la televisión a través de un espejo, porque no se animaba a mirarla de frente. ¿Pueden imaginarse a ese personaje, con esa timidez, declarándole su amor a una chica...?

Ejercicios contra la incontinencia urinaria

Ejercicios contra la incontinencia urinaria

Una rutina fácil para tonificar los músculos pélvicos, algo esencial para las mujeres pues de ellos depende el buen funcionamiento de su vejiga

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: