Saturno, los celtas y la Navidad

La Navidad tradicionalmente es una época en la que muchas personas pretenden celebrar el nacimiento de Jesús, sin embargo no existen datos históricos precisos para la ubicación de dicha fecha, uno de los factores es que la cuenta judaica del tiempo está basada en meses lunares (por esta razón es que la Semana Santa es movible), sin embargo el día 25 de diciembre se tomo del festejo romano ya establecido y conocido como “Sol Invictus”, pero este período del año tiene una carga Mágica muy ignificativa conocida por diversas culturas; como ejemplo tenemos celebraciones como la Hanuka judía; los griegos a su vez festejaban a Helia; los romanos, las Saturnalias; los celtas el Yultide etc.

Mención especial haremos de los Celtas, que así como los pueblos nórdicos de Europa dentro de su mundo divino rinden especial culto a Odin-Wotan, deidad quien en últiples formas tenía de presentarse a los humanos, en ocasiones lo hacía como un robusto leñador de larga y blanca barba que arrastraba un pino, árbol muy identificado con Odia ya que sobre este árbol caían con frecuencia los rayos estos a su vez manifestación del poder celeste de Odia, además el pino para el pueblo roma no este árbol estaba consagrado a Saturno.

En los albores de la cristianización europea, una buena parte de este continente ya contaba con sus propias deidades y mitos paganos locales, que fueron retomados, y en algunos casos mimetizadas para convertirse en Santos Católicos.
Bajo esta tónica la figura de Odin-Wotan, en su advocación de leñador, se convierte en Klaus o Nicolás quien es Santo protector de los marinos, comerciantes, los niños y de las prostitutas.

Con la llegada al continente americano de diversos emigrantes europeos el culto a este Santo en nuestro continente se inicia en el año d 1626 debido a los colonos holandeses quienes en honor a sus orígenes fundan la ciudad de Nueva Holanda que tiempo después cambiaría al nombre de Nueva York y si analizamos el hecho de que en esta localidad se encuentra la mayor bolsa de valores d mundo que rige una buena parte de los mercados mundiales, indiscutiblemente los comerciantes de esta ciudad han sido favorecidos por su Santo patrono y también de la ciudad de Nueva York, Klaus Nicolás.

Los novelistas Washington Irving y Clement Moore en parte de su obra escribieron acerca de Sant Klaus ligándolo a los bosques y calificándole de rey de los duendes y de ahí, que si observamos con atención la vestimenta que tradicionalmente se le atribuye es igual a la de los Duendes y/o Gnomos para el año de 1863 basado en los anteriores datos, el caricaturista Thomas Nast lo dibujó  para la revista “Harper’s Weekly” como si fuera un duende a San K1au o Nicolás, con el paso del tiempo y en 1930 el personaje de Santa KIaus es tomado por la compañía Coca-Cola y se le encarga a Fred Mizen la realización de la  primera campaña publicitaria en la que se explotaría la imagen de Santa Klaus y debido al exitoso resultado obtenido para el siguiente año (1931), Haddon Sunblom, también dibujante, lo humaniza tomando como modelo a un ex – agente de ventas de la misma Coca-Cola Company llamado Lou Prentice… y el resto de la historia es una total penetración en todos los mercados mundiales y la difusión de Santa Klaus como el simpático personaje que colma de regalos a los niños.

En América Latina las celebraciones Navideñas originalmente se dedicaban al niño Jesús. Al respecto, por el año 600 de la era cristiana, aproximadamente, San Bonifacio le da al abeto el nombre de “árbol del niño Dios” y más tarde cambió al pino, debido a que los brotes del abeto eran venerados por los Druidas (sacerdotes Celtas), pero paradójicamente se olvidó de que el pino era venerado por los romanos.

El primer árbol de Navidad que se haya registrado en la historia de México lo decora e instala en su casa el General Negrete en el año de 1878 y paulatinamente se fue popularizando su uso, sin embargo hasta la fecha es en la mayoría de hogares mexicanos mayormente apreciado el “Nacimiento“, costumbre que inició San Francisco de Asís.

Por último concluiremos este articulo con los siguientes datos curiosos: el árbol de Navidad natural mas alto decorado midió 67.36 mts, se ubicó en el Northgate Shopping Center de Seatle en Estados Unidos; en otro ángulo curioso de costumbres navideñas Frank Roose que vive en la Columbia Británica y Gordon Loutet de Lake Convichange, Canadá desde 1929 hasta este año han intercambiado las mismas tarjetas navideñas.