Saltar la cuerda, ¿es un buen ejercicio para mantenerme en forma?

Parece sólo un juego de chicos pero no lo es. El salto a la cuerda es uno de los ejercicios físicos más completos para mantener firme la figura. Es simple, barato, divertido y bien hecho, da muy buenos resultados…
  
  

Para
comenzar con esta práctica es necesario un mínimo de equipamiento para evitar
molestias e incomodidades.

El vestuario más cómodo es:

-Zapatillas
deportivas acolchonadas y bien atadas

-Ropa
deportiva liviana y ceñida al cuerpo (sin capuchas)

-Pelo
atado para evitar enredos

Los beneficios de saltar la cuerda, residen en el trabajo de zonas
del cuerpo determinadas y funciones como:

-Expandir
la capacidad de los pulmones y las vías respiratorias

-Mejorar
el funcionamiento cardiovascular

-Trabajar
las pantorrillas y las piernas en general.

-Hacer
trabajar los brazos y los hombros

-Reafirmar
los glúteos y los músculos de las caderas

Pero
como la mayoría de los ejercicios que exigen cierto
esfuerzo físico, puede
tener ciertos riesgos. Por lo que es fundamental consultar previamente a un médico,
antes de comenzar con regularidad a saltar la cuerda.

En general, esta gimnasia está contraindicada cuando:

-Se
tiene alguna historia de problemas de columna o se comienza a sentir alguna
molestia cuando se está ejercitando

-Está
desaconsejado cuando se tienen problemas de huesos o de respiración.

Los
resultados no son inmediatos pero eso no es lo importante. El salto a la cuerda
debe ser tomado como una forma de diversión y, porque no, de recordar ciertos
momentos de la infancia, luego viene lo demás… aproveche el momento.