Río de Janeiro y sus alrededores: atracciones turísticas

Comienza por el Corcovado y el Pan de Azúcar, pero no te pierdas todo lo demás que Río tiene para ofrecerte...

Río de Janeiro, ciudad de contrastes






Río de Janeiro es una ciudad de grandes contrastes visibles en su contorno natural, es una ciudad donde construcciones históricas, iglesias y monumentos están en armonía con su arquitectura ultra moderna.  

Descubierta en 1502, la ciudad todavía mantiene visibles muchos vestigios del pasado, edificios de los siglos XVI a XIX reflejan la historia y el crecimiento de Río.

La ciudad ha florecido con la llegada de la corte portuguesa en 1808 y ha crecido aun mas con la proclamación de la independencia de Brasil en 1822.

En los últimos años, Río de Janeiro ha invertido considerable suma de dinero y tiempo para restaurar parte de su patrimonio histórico, no existe mejor ejemplo que el espacio conocido como "Corredor Cultural" en el corazón del centro de Río.

El "Corredor" engloba varios edificios históricos – como el Paço Imperial, construido en 1743 – y una serie de centros culturales y museos, destacándose el Centro Cultural Banco do Brasil, instalado dentro de una construcción del año 1880.

Los tesoros históricos de Brasil y de Río de Janeiro especialmente, están repartidos por todos los museos y galerías de la ciudad que también exponen durante el año las obras de los mayores artistas contemporáneos.

Río de Janeiro es una ciudad de contrastes que esperan ser descubiertos, las típicas ferias libres se instalan por las calles, alrededor de supermodermos shoppings centers con sus cientos de boutiques y tiendas dispersas por sus diversos pisos.

Los músicos, visitantes o residentes, pueden elegir presentarse en un ambiente histórico como el Teatro Municipal, construido en 1905 o en una moderna y recién construida casa de espectáculos.

Los residentes pueden elegir para vivir, barrios tradicionales como Santa Teresa o al contrario, modernos edificios de Barra da Tijuca.

Los visitantes pueden escoger hospedarse en hoteles históricos o en los mas modernos, sin hablar de las diversas opciones de restaurantes y bares, desde los de moda hasta los que hicieron historia con la música popular brasileña. Los contrastes entre el antiguo y el nuevo mundo están por todas partes, y hacen de Río, una ciudad especial.

Atracciones en Río de Janeiro





Río de Janeiro posee diversas atracciones, algunas de ellas – como el Corcovado y el Pan de Azucar – conocidas internacionalmente, que forman parte del listado de las mas fotografiadas del mundo.

Existen tours que permiten que los visitantes conozcan los diversos puntos turísticos de forma relativamente fácil, o también pueden conocerse utilizando el transporte publico de la ciudad.

El Corcovado y el Pan de Azúcar son dos obras maestras de la naturaleza, al Corcovado se puede llegar en coche o por un sistema de trenes que parten de una estación de fácil acceso vía ómnibus o taxi.

Para llegar a la base del Pan de Azúcar, también se puede utilizar el transporte público o coche, la subida hasta la cumbre se hace en dos etapas a través de un moderno teleférico.

Los aventureros pueden llegar al primer nivel a través de una caminada bastante difícil por trillos en la piedra.

Otras atracciones de la ciudad son las playas, el Jardín Botánico, la Selva da Tijuca, la Baia de Guanabara y la isla de Paqueta y varios otros parrues y jardines.

El hombre también ha producido sus propias atracciones que están incluidas en los diversos museos y galerías de arte de variados modelos y estilos, la ciudad abriga el Museo de Historia Natural, Museo Nacional de Bellas Artes y Museo de Arte Moderna.

Se encuentran otros museos dedicados por ejemplo, a trenes, aviones, joyas y piedras preciosas, deportes, indios y el Museo de Carmen Miranda.

Además de la amplia selección de museos y galerías de arte, se destacan como paseos imperdibles el Maracana, el Jockey Club, el puente Río-Niterói, tours que muestran las increíbles piedras brasileñas y la famosa Feria Hippie, con sus trabajos artesanales expuestos todos los domingos en Ipanema.

Ecología urbana

No fue por casualidad que Río de Janeiro fue elegido como sede del Earth Summit en 1992, un evento que transformó la ciudad en la capital mundial de la ecología.

Tampoco es por accidente, a no ser de la naturaleza, que las tres mayores atracciones de la ciudad – el Corcovado, el Pan de Azúcar y las playas – son maravillas naturales.

A pesar de ser uno de los mas grandes centros metropolitanos, Río también posee el Parque Nacional da Tijuca, la mas extensa selva tropical del planeta ubicada en área urbana.

Es un parque, que además de proteger mas de 3200 hectáreas de selva, forma parte de la famosa reserva de la Mata Atlántica de Brasil, la mas extensa y rica reserva energética de la flora y de la fauna.

Muchas de las especies de la Mata Atlántica se encuentran en el Jardín Botánico de Río de Janeiro que también contiene la mayor colección botánica de Amazonia.

El Jardín Botánico, que fue fundado en la época de la llegada de la corte portuguesa en 1808, posee un área de 137 hectáreas, estando 54 hectáreas abiertas a la visitación publica, una gran variedad de mariposas pueden ser apreciadas durante un paseo por el Jardín Botánico.

Las cercanías de Río de Janeiro

Descubriendo la ciudad de Río de Janeiro, los visitantes tienen la oportunidad de explorar las áreas alrededor de la ciudad.

Las opciones más escogidas son una visita a las montañas – como la ciudad histórica de Petropolis – o ir hasta la región conocida como Angra dos Reis, que posee 365 islas tropicales, o sea, una para cada día del año.

EI fantástico paisaje del camino a Petropolis vale el paseo por si solo, y al llegar a la ciudad imperial, el visitante puede conocer el Palacio de Veraneo de Don Pedro II y su Museo Imperial, además de algunas construcciones históricas.

Petropolis es una ciudad a la que se llega fácilmente para una visita de un día o también puede ser una buena opción para pasar algunos dias apreciando la región de las montañas.

Contorneando a la costa de Rio de Janeiro hacia Sao Paulo, se llega a Itacuruça, donde es posible embarcar en un tour por las Islas tropicales.

Del mismo modo que el paseo a Petrópolis, este también puede alargarse, ya que la región de Angra dos Reis ofrece un paisaje deslumbrante de la costa y se encuentra allá la ciudad histórica de Paraty.

Fundada en 1650, Paraty conserva una importante colección de la arquitectura colonial de la época, la región de Angra es muy visitada por los cariocas durante los fines de semana, como también lo es la pequeña ciudad llamada Buzios que se encuentra en dirección opuesta, al norte de Río. Buzios es un sitio atractivo y sofisticado, tanto para la ciudad como por sus veintitrés bellas playas.

¿Tienes miedo a subir a un avión? ¿Quieres saber cómo superar el miedo a volar? Inscríbete ahora en nuestro curso gratis Basta de Miedo a Volar, y ¡súbete al avión!