Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Residencia permanente: Tramitado consular versus regularización de status

Existen dos maneras de asegurarse la green card o residencia permanente en los EEUU, una vez que la persona es aprobada por Inmigración. Una es el trámite consular consular, la otra la regularización de status.

Como su nombre lo dice, se requiere de tramitado consular y de procedimientos de visa de inmigrante en el consulado de EEUU en el exterior, usualmente en el país de origen. La regularización de status es el procedimiento mediante el cual una persona que ya está en EEUU tiene su regularización de status como residente permanente. El aspirante determina el método deseado de tramitado cuando inicia la petición para clasificar como inmigrante. 

El tramitado consular fue alguna vez la única manera de obtener la visa de inmigrante. Cuando fue creada la regularización del status, se volvió muy popular y esta atracción se vio incrementada después de haber sido creadas las barreras de reingreso en 1996. Estas barreras impiden a ciertas personas que abandonan EEUU después de vencidas sus visas, reingresar a EEUU. 

Procedimiento Consular 

Cómo se aplica el procedimiento consular 

El Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos (USCIS) promueve la aprobación de la petición del inmigrante al Centro Nacional de Visas (NVC), el cual es parte del Departamento de Estado. Cuando un número de visa de un inmigrante se torna válido, el NVC envía una hoja con código de barras al interesado, quien entonces debe retornarlo al NVC con los correspondientes honorarios, en cheque u orden de pago por cada miembro de la familia. Una vez que la solicitud ha retornado al NVC, éste enviará el formulario DS-230 parte II, junto con una lista de documentación que debe ser traída al establecimiento consular. 

¿Se requieren otros formularios? 

Los solicitantes deberán presentar una Certificación Jurada, formulario I-864, junto a los recibos de retorno de impuestos completos a vuelta de correo. 

¿Adónde envío los formularios? 

La dirección de la NVC es: 

National Visa Center
32 Rochester Avenue
Portsmouth, New Hampshire 03801-2909

Toda la correspondencia dirigida al NVC por un caso particular debe incluir el número de caso de cada candidato en la esquina superior derecha.

Luego de finalizadas tanto el trámite como la entrevista, ¿cuál es el siguiente paso? 

Si la candidatura es aprobada, a la persona se le emitirá una visa de inmigrante, que será válida solamente por seis meses. Si la persona no ingresa a los Estados Unidos en ese período de tiempo, la visa expirará y la oportunidad de inmigrar se perderá. 

Si se deniega el beneficio de la visa, el funcionario consular principal revisará el caso.  Si así lo desea, el funcionario puede pedir una segunda opinión del Departamento de Estado. Sin embargo, si luego de esta instancia no hay motivos para revocar la denegación, el candidato no tendrá chance alguna de apelar. 

Regularización de status 

¿Cómo se hace para pedir la regularización de status? 

Una persona pide al USCIS la regularización de status desde dentro de los Estados Unidos. Los pedidos de regularización que contemplan casos familiares generalmente se tramitan en un centro de servicios regional del USCIS. Sin embargo, hay excepciones a esta regla básica. Conviene entonces chequear en el sitio uscis.gov antes de empezar a tramitar un pedido. Junto con el formulario de pedido de regularización, se deberán remitir los resultados de un examen médico, una declaración de apoyo, si así se requiere, evidencia de la aprobación para inmigrar y una copia del pasaporte del candidato. Pruebas de la relación familiar también ser presentadas si los miembros del grupo familiar también buscan regularizar su status junto con el peticionario principal. El formulario de regularización de status puede ser remitido junto con el pedido de visa de inmigrante. 

¿Se requiere algún otro formulario? 

Si el candidato desea trabajar o viajar al extranjero mientras está pendiente la resolución de su regularización de status, formularios adicionales deben ser remitidos. Una persona puede recibir permisos para trabajar y viajar solamente de a un año por vez, por eso en ocasiones a causa de las demoras en el procesamiento de las solicitudes por parte del USCIS, el candidato debe renovar estos documentos. 

¿Los candidatos a la regularización de status deben someterse a una entrevista? 

No todos los candidatos a la regularización de status son entrevistados, pese a que la ley dispone que todos los que aspiren a este beneficio pueden pasar por esa instancia. Las entrevistas son la norma en los casos en que un matrimonio pida la regularización de status, pero son menos frecuentes para otros tipos de relaciones familiares. Por último, para los casos relacionados con la posibilidad de empleo, la chance de ser entrevistado es mucho menor. 

Luego de que los formularios y la instancia de la entrevista han sido superadas, ¿cuál es el siguiente paso? 

Luego de que la regularización de status haya sido aprobada, lleva algunos meses hasta obtener la green card físicamente. Si la aprobación se da luego de una entrevista, el USCIS sellará el pasaporte del candidato con un indicador de que el poseedor del mismo es residente permanente de los Estados Unidos. Si no hay entrevista, el candidato recibirá la notificación de que la solicitud ha sido aprobada, luego de lo cual puede dirigirse a una oficina local del USCIS para obtener el sello. Unos meses después, recibirán la green card. 

Si la decisión toma más de 180 días, por un tema de portabilidad, un candidato que haya basado su petición en un tema laboral podrá cambiar de empleador. 

Los candidatos deben saber que, aún sin poseer físicamente la green card, una vez que han sido beneficiados con la regularización de status, ya son residentes permanentes. El sello en el pasaporte es equivalente, desde el punto de vista legal, a la green card. 

Eligiendo entre el tramitado consular y la regularización de status 

Decidir si conviene iniciar un tramitado consular o un pedido de regularización de status puede ser una elección difícil. La ventaja crucial del tramitado consular es su rapidez, ya que normalmente es un proceso mucho más veloz que la regularización de status. Estamos hablando de entre seis y ocho meses, comparado con un período que puede ir de uno a tres años en varias oficinas del USCIS a lo largo de los Estados Unidos. 

Sin embargo, la regularización de status tiene varias ventajas. Para empezar, se puede empezar el trámite sin viajar al extranjero. Además, el candidato puede trabajar mientras espera que el trámite se complete. Adicionalmente, si la decisión lleva más de 180 días, por un tema de portabilidad, un candidato que haya basado su petición en un tema laboral podrá cambiar de empleador. Por último, iniciar el trámite en los Estados Unidos muchas veces significa que los potenciales motivos de rechazo al reingreso en el país pueden ser evitados. De suceder esto, un candidato puede ver impedida su admisión al país por varios años. 

Otra ventaja clave de la regularización de status es que los formularios I-140, de pedido de inmigración por razones laborales, y I-130, de pedido por familiares inmediatos, pueden ser emitidos simultáneamente a la petición de regularización de status. Esto ha ayudado a reducir la ventaja de la rapidez de tramitado consular a niveles insignificantes. Recientemente, el USCIS anunció que comenzará a implementar, a modo de prueba, programas piloto de procesamiento acelerado de las peticiones emitidas simultáneamente. 

A menudo surge la pregunta acerca de si es posible iniciar ambas peticiones, la del tramitado consular y la de la regularización de status, simultáneamente. Es un tema controversial. No hay ningún impedimento legal para encarar ambas acciones al mismo tiempo, pero si el USCIS recibe la información de que una persona ha iniciado un tramitado consular y un pedido de regularización de status simultáneamente, considerará el pedido de regularización de status como abandonado. Esta es una situación típica que puede surgir cuando una persona está en el medio del proceso de regularización de status y decide hacer un pedido ante el USCIS para poder enviar una notificación de aprobación a un consulado, para poder de esa manera iniciar el tramitado consular. Sin embargo, la incompatibilidad no se da en el caso inverso; es decir, si uno comienza con un tramitado consular y luego decide iniciar un pedido de regularización de status.

Por último, recuerde aprender algunas palabras y frases básicas en inglés. Puede hacerlo ya mismo inscribiéndose ahora en nuestros cursos gratis de Inglés

Visas de inmigrante y no inmigrante a los Estados Unidos: visa H1-B, visa J-1, visa L-1, visa Láser, waivers, visas para médicos y enfermeras