Remedios caseros para el dolor de oído

¿Cómo aliviar el dolor de oído con remedios caseros y naturales?
  
  

El dolor de oídos puede originarse por diversas razones. Muchas veces cuando
estamos en un ascensor, un avión u otro lugar elevado nos duele el oído debido a
la presión atmosférica.



Según estudios realizados, los dolores de oídos son peores por la noche debido a
que al estar acostados no mantenemos la cabeza erguida y las trompas de
Eustaquio no drenan de manera natural hacia la aparte posterior de la garganta.


Algunas causas del dolor de oído son: drenaje deficiente de las trompas de
Eustaquio, infecciones en el oído interno, resfríos o alergias, presión
atmosférica, dolor de reflejos, contaminación acústica del medio ambiente,
perforación del tímpano, exceso de cera en el conducto del oído.


Remedios caseros para el dolor de oído:


a.

Calentar 2 cucharadas de aceite de oliva o de almendras y dejar que se refresque
a temperatura ambiente. Aplicar 2 o 3 gotas en el conducto del oído y proteger
con un algodón.


b.

Aplicar compresa de agua caliente en oídos y garganta durante 5 minutos y luego
renovar las compresas.


c.

Macerar 10 cabezas de manzanilla con 4 cucharadas de aceite de oliva durante 48
horas. Aplicar la preparación un algodón.


d.

Empapar algodón en zumo de limón y colocar suavemente en la entrada del oído por
10 minutos (sin introducir). Debe ser utilizado este remedio antes de dormir.


e.

Lavar 3 hojas de llantén con agua fría y machacar. Colocar 2 gotas de la
preparación en el conducto auditivo al sentir dolor.