Remedios caseros para combatir la fatiga

El estrés, la edad, los factores ambientales entre otros inconvenientes pueden hacer que se acentúe el cansancio y la fatiga. Pero la buen noticia es que existen remedios caseros que pueden aliviarla:

Entre las recetas que se pueden elaborar en el hogar para atenuar los síntomas del cansancio extremo, podemos mencionar:

1.- Mezclar dos yemas de huevo, dos cucharadas pequeñas de azúcar, 100 ml de leche y tres gotas de esencia de vainilla. Beber dos veces al día.

2.- Mezclar 100 gramos de margarina vegetal con 100 gramos de avellanas y tres cucharadas de miel. Cocer a fuego lento y remover hasta formar una pasta. Untar el pan o las tostadas del desayuno.

3.- Exprimir una naranja y un limón. Mezclar y endulzar con una cucharada de miel. Beber por las mañanas.

4.- Agregar en la bañera un kilo de sal gruesa y mezclarla con agua tibia. Permanecer dentro al menos durante diez minutos.

5.- En una licuadora colocar dos melocotones pelados y troceados. Añadir una taza de leche de soja, cuatro fresas y una cucharada de germen de trigo. Licuar muy bien y beber rápidamente.

6.- Mezclar el zumo de 300 gramos de espinaca y de 300 gramos de berro. Guardar en la nevera y beber medio vaso a la mañana y medio vaso a la noche durante una semana.

7.- Verter dos gotas de aceite de menta en un pañuelo, acercarlo a la nariz y respirar profundamente.

8.- Recostarse boca arriba y colocar los pies más altos que la cabeza. (Se pueden colocar unas almohadas para lograr este fin). La intención de este ejercicio es aumentar el flujo de sangre que llega al cerebro para mejorar así el nivel de alerta y atención.

9.- Lavar y partir en pedazos tres tallos de apio. Licuarlos y agregar dos vasos de agua. Colar y tomar un vaso cada mañana. Si se desea, se puede endulzar esta bebida con un poco de miel.

Cómo prevenir la fatiga:

1.- Consumir alimentos ricos en fibra y vitaminas. Evitar las comidas que contengan azúcar o harinas blancas.

2.- Mantenerse en el peso adecuado ya que en muchas ocasiones, la fatiga puede producirse por ostentar kilos de más.

3.- Dormir las ocho horas recomendadas y llevar una vida en la que el estrés no sea el protagonista.

Por Miguel McDonald, autor del libro “Cómo dormir sin roncar”, te enseña las mejores técnicas para dejar de roncar naturalmente. Encuéntralo haciendo clic aquí