Remedios caseros contra el dolor de cuello y espalda

Los dolores de cuelo y espalda son los más habituales. Padecidos en su mayoría por mujeres. Algunos consejos caseros pueden ser de gran ayuda para ir atenuando los síntomas y hacerlos desaparecer sin tener que recurrir a analgésicos o antiinflamatorios que solamente logran calmar el mal por algunas horas...

El dolor de espalda puede deberse a malas posturas, falta de ejercicio o realización errónea de los mismos, artritis, problemas del riñón, próstata, sobrepeso o deficiencia de sueño.

Es recomendable cuando se reitera el dolor acudir a un médico para que pueda determinar la causa y los ejercicios que se deben seguir”,
comenta el traumatólogo argentino Roberto Cazas.

Remedios caseros para aliviar el dolor de espalda:

 Realizar masajes de alcohol de romero. Para prepararlo hay que colocar en un frasco dos hojas de romero con un litro de alcohol que se vende en las farmacias. Dejar reposar durante una semana y luego se masajea la zona dolorida.

 Aplicar bolsas de calor. Contienen un gel que al calentarse en el microondas se ablanda y se puede conseguir en diferentes medidas para colocar en espalda, cervicales y rodillas.

 Freir algunos dientes de ajo. Dejar enfriar un poco y frotar sobre la espalda y cuello durante varios minutos. Reiterar tres veces al día. El dolor se irá disipando.

 Beber el jugo de un limón con una cucharadita pequeña de sal dos veces al día. Se notará el alivio en poco tiempo

 La ingesta de vitamina C también contribuye a que el dolor se termine

 
El uso de la patata cruda es uno de las recetas más antiguas y eficaces. Cortar algunas rodajas, envolver en una servilleta y colocar sobre el cuello y espalda durante cinco minutos mínimo cada vez que se necesite. 

Remedios caseros para aliviar el dolor de cuello: 

 Tres cáscaras de naranja, cuatro hojas de lechuga y dos cucharadas de miel.

 Mezclar todo en medio litro de agua y hervir la preparación durante veinte minutos.

 Añadir a la bañera y llenar con agua tibia. Este baño relejará y eliminará la tensión acumulada en la zona.

 Empapar una toalla con aceite de romero y pasarla por el cuello.

 Masajear el cuello con dos dientes de ajo mezclados con aceite. 

Consejos para evitar el dolor de cuello y de espalda 

 Evitar el tabaco

 El ejercicio alivia los dolores y descontractura los músculos.

 Una dieta basada en frutas y vegetales es mejor que una rica en grasas, alimentos fritos y procesados.

 Si debe permanecer muchas horas sentado, lo mejor es levantarse cada cuarenta minutos y estirar los músculos. Caminar un poco y volver a sentarse.

 Mantener una correcta postura al estar sentado. El cuello y espalda deben estar rectos.

 EL colchón debe ser firme y las almohadas no tienen que ser muy gruesas ya que éstas provocan dolor de cuello.

 Si hace frío, es conveniente cubrir el cuello con una bufanda ya que el clima puede ocasionar rigidez y dolor. 

Para mejorar tu postura corporal, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Expresión corporal y Eutonía: Cambie su actitud, haciendo clic aquí.