Home > > Viajes y turismo

Destinos turísticos

Relato de un viaje a Namibia, IV

Observando a los animales en el “water hole”... y aprendiendo algunas recetas típicas.

Antes de llegar al camping recorremos unas cuantas charcas y vemos jirafas cebras, etc, pero lo mas impresionante fue una manada de elefantes, con las crías como retozaban sin dejarlas ni un minuto solas y protegiéndolas y como abandonan la charca cuando ven otra familia llegar y como después del baño se echan tierra por el lomo con la trompa.. ¡FANTASTICO! .

Llegamos a Halali a las 3 de la tarde no comemos pues hicimos desayuno fuerte y nos vamos a ver mas pozas estuvimos en una charquita en un paraje estupendo pero no llegó ningún animal a beber, pero nos entretuvo la conversación acerca del coche catalán que iba con tres personas y la bandera catalana, los catalanes le ponían a escurrir menos Olga que les comprendía a mi no me importaba y Fernando era implacable.

A mi con la chica en cuestión me pasó una anécdota en la mañana cuando me fui al baño y me lavaba los dientes vi a alguien delante del espejo y para entablar conversación pensando que era del grupo nuestro la digo Buenos días, perdona no te había conocido, y me contesta ni me habías conocido ni me conoces pues no nos hemos visto nunca, yo vengo con unos amigos. Mi manía de hablar y quedar bien. Lo conté luego y se rieron mucho, no sabían que les esperaban mas sorpresas con mi ingles.

No comenté que ese día estábamos de coker pero como el desayuno lo hacia Alfie siempre no nos toco, como no comimos siguió sin tocarnos y como la cena se quedo Alfie preparando un guisado tampoco nos toco, con lo cual nos dijo que fregáramos un poco mas y cumplíamos dicho y hecho, se nos pasaría factura, ¿verdad Kim?.

Nos duchamos, eran peor que las otras y las de chicos estaban indecentes, como acampamos al lado del servicio de chicos pensamos que el mal olor que había era de allí pero luego descubrimos que era del gas que tiene un olor distinto al de España.

Y como comentamos con Olga huele a gas y ella dice hija que fina eres se dice pedo, y yo le digo, oye guapa las bombonas de gas en Cataluña las llenáis a pedos, porque esto es gas de gas, nos reímos.

La cena estaba riquísima era un estofado estupendo.

Después de cenar nos fuimos al bar pues decían que había gente bailando música africana nos fuimos todo, pedimos amarula y nos la trajeron en botellines, muy asépticos ellos.

Eugenio se nos puso a bailar en seguida y ahí conocimos su afición al baile, la verdad es que yo estaba también deseando de ir con él, por eso se me cayó la cámara y no se rompió por casualidad, mi chico la arreglo. La marula valía 250pts y la cerveza 120pts.

Después vamos al water hole y vemos dos rinos es emocionante verlos beber sin estrés, tranquilos con todo el tiempo del mundo, que belleza, que sosiego, fue emocionante me gusta mas que la charca de Namutoni, hasta que llegas esta en un cerro, y mejor visibilidad es artificial.

Nos vamos a dormir a las 11, duermo con el saco encima y no dentro, previamente había puesto una sabana encima del aislante, a ultima hora tengo algo de frío y me meto dentro pero dormí fenomenal, ya empecé a adaptarme sin darme cuenta.

7/8/99

Nos llama Alfie  a las 5:45, me levante feliz, había dormido, en suelo, no me dolían mucho los huesos, bueno al principio un poco pero se pasó, estaba deseando desayunar echaba de menos la tostada y mi café,  nos vamos hacia Okaukuejo a colarnos donde nos correspondía por catalogo dormir y si nos pillan nos vamos y si no pues nos quedamos.

Vamos a ver el museo, la oficina de turismo, a comprar agua y fruta y luego decidimos que hay dos piscinas estupendas y que nos merecemos un poco de humedad para el cuerpo y que nos vamos a bañar, y dicho y hecho lujo asiático en África, cerveza patatillas agua conversación ¿algo mas se puede pedir a la vida?

Nos encontramos con los gorditos y comentan que van aburridos, no ven animales etc, les invitamos a bañarse pero dicen que tienen mucha prisa, quieren comer rápido y salir, me di cuenta que lo del aburrirse puede ser una droga, ¡hay gente pa’tó!.

Alfi estaba muy preocupado pues un guía de otra excursión se había escapado con la pasta y dejado plantado un grupo, Pierre tiene que irse, para Okavango,  pensamos que nonos importaba demasiado pero se noto, pues además de que era una persona risueña y divertida, se quedo solo Alfie de conductor, con lo cual llevo mucho estrés, y cansancio con las consiguientes inconvenientes. Pero bueno el viaje resulto estupendo así, luego si hubiera sido de otra forma no se sabe. Asi es la vida un coste de oportunidades.

A la 13h. Comemos, a veces pienso que somos como los bebes, no nos perdemos una toma caiga quien caiga. Ensalada, pasta de sandwich, queso rallado. Luego a las 15h. nos vamos  a ver mas animales, hace mucho calor la sequedad de la piel es muy molesta, tenemos grietas en los dedos, vemos pocos animales pero si otra manada de elefantes, volvemos a las 17h.

Y nos vamos a la charca del camping,  había un elefante bebiendo y ante la tranquilidad, sosiego y suavidad y lentitud  de sus movimientos Fernando dice, este es un elefante turístico,  vamos como quien esta en paz con dios y con sus entrañas, estaba el elefante turístico, pero cuando llego una manada entera comprobamos que la vida es así, que porque el animal racional  de dos patas, haya perdido la base de la filosofía de la vida no  implica que los animales irracionales no sepan lo que la naturaleza desea. ¡todos comentamos ese tema! A todos nos afecta la vida irracional de los racionales y envidiamos la vida racional de los irracionales.

Otra gran lección sobre la vida la recibí cuando esta la charca llena de elefantes bebiendo y pretenden parte del pastel dos señores rinos, pero no se atreven uno se aproxima, casi llega pero se vuelve mira y remira a todos lados el miedo hace sus efectos, lo vuelve a intentar pero esta vez un elefante, no de los mas grandes le asusta y pretende echarle el rino se va para atrás inmediatamente pero se da cuenta que debe ser un pringadillo y le hace cara, pero el elefante llama a sus amigos grandes, vamos los de zumosol y entonces el rino se aleja de verdad ya no se vuelve a aproximar y se queda a una distancia considerable hasta que se va la manada.

Entre tanto llega un zorrillo chiquitín y le importa un pimiento quien esté el llega bebe y cuando se cansa se va, los mosquitillos no asustan a los grandes, pues por mucho que les puedan hacer nunca les quitaran el ansiado poder, ¡como me recordaba a algo todo esto!.

Las duchas eran maluchas, las mejores las de Namutoni. Cenamos pasta a la carbonara, riquísima, la hizo con cebolla. Estuvimos tomando un marula Olga, Fernando y yo, nos contó algo de su vida creo que es una mujer fuerte e interesante, es muy emocional y hay veces que me veo un poco reflejada en ella, y lo que pienso que es un defecto en mi la impetuosidad elle se extraña diciendo ¿por qué?

Y me doy cuenta que en efecto, todas las virtudes o defectos tienen sus dos caras, y son estupendas en una faceta y quizás no tanto en otras. ¡que cantidad de lecciones las de este verano! ¡nena tu vales mucho!. Nos acostamos a las 22h, pero Olga, Ana y Santi se quedan de tertulia con los guías.     

8/8/99:

Nos levantamos a las 5 de la mañana desmontamos tienda, nos llenamos de polvo y camino de Opuwo, salimos a las 7:30, paramos en Kamanjob, en un supermercado, el pueblo como todos aséptico, amplio, pequeño, compramos agua fruta y unas cremas estupenda ahí descubrimos que lo mejor es utilizar productos de donde se va pues eran cremas mas hidratantes, además descubrimos que el vip vaporub es estupendo para los labios, ¡quien me lo iba a decir lo del vips a los labios!.

Como una dijo que estupendo pues estupendo, cuando llevábamos unos cuantos días utilizándolo alguien dijo la verdad es que no debía ser para eso no entendimos al señor pero bueno nos estamos curando las grietas, comprendí inmediatamente lo de las pruebas de medicamentos en animales a que se refería.

Encontramos a tres negritos y los acribillamos a fotos y a caramelos, es que cuando llevas algunos días en Namibia comprendes que lo de 2 habitantes por km cuadrado es verídico, pues solo veíamos turistas.

Volvemos a montar con la suerte de que solo nos quedan 250km para Opuwo por camino de piedra, pero como la tónica del viaje fue el buen humor, cantamos “el único fruto del amor es la banana, es la banana” así nació el grupo el fruto del amor.

Eugenio y Guillermo eran dos persona de 77 años, que en principio te sorprenden por su edad en un viaje de estos y luego te sorprenden por sus vidas tan interesantes, por personas divertidas sabiendo estar con clase, inteligentes, con vivencias etc. Como lo interesante sobresale frente a la imagen preestablecida por la sociedad de belleza que no deja de ser superficialidad.

Y se cumplió eso lo que los africanos llevan en su cultura, que vejez es sinónimo de sabiduría, pues la cultura original era el conocimiento acumulado y las habilidades que solo se adquieren por medio del tiempo y la experiencia. A los ancianos se los respetaba y honraba.

Los jóvenes los escuchaban con atención y buscaban sus consejos para resolver rencillas o dictaminar sobre cualquier aspecto de la vida.

Los ánchanos eran la biblioteca en la que se acumulaba todo el conocimiento necesario para que la tribu sobreviviera y prosperara, como sucede en la manada de elefantes, donde son las viejas matriarcas las que guían a los animales mas jóvenes a los abrevaderos y las praderas, los ancianos conducían a la aldea por el sendero adecuado.

Guillermo nos aconsejo que cuando en un viaje o en un país nos costara introducirnos, explicáramos que “the spanish cachondos boys”, con lo cual el nombre se les quedo sin mucho elucubrar. “CACHONDOS BOYS” . Guillermo (Sir Willians) que era todo un caballero por eso lo de sir, nos contó su vida en la guerra española, en la mundial con los alemanes… junto con hockemeyer… hubo un momento de todos pendientes de su relato, Hocker, era mas callado y discreto y le encantaba el baile, se le iban los pies, las manos, cantaba, también era un sir, pero é se quedo con “Menphis” por el nacimiento de Elvis.

Comemos debajo de un árbol, como siempre, ensalada, butifarra, pasta que sobró, manzanas.

En el camino se empiezan a ver algunas chozas de posibles himbas que vivieron en algún momento allí, y abandonaron después de agotar el agua. Se ven personas por la carretera con carros con burros o caminando, el paisaje es duro y seco, arbusto bajo sin hojas estepa seca, aburrido.

Llegamos a Opuwo a las 17:h se ve pobreza chabolas y casas prefabricadas, niños jugando, te asusta el ambiente de las casas prefabricadas, hasta llegar al camping pasamos por un estercolero, con obras.

El camping esta como en una especie de circo, es como en oasis después de lo que pasamos,  allí estamos mucha gente metida, pegados unos a otros, pero como imagen es el camping mas bonito, se ve algo de verde, los servicios no tienen luz y te tienes que llevar la vela.

A nosotros de toda formas nos toco acampar en polvo ¿qué raro!, claro que Kim, lo entendía, pues nos comento que cuando contrato el viaje, pidió el viaje mas caro, el no era un mindungui,  y el que mas polvo tenga y eso es lo que le dieron, no podía quejarse polvo avía mucho, yo siempre pensé que polvo somos y en polvo nos convertiremos pero no pensé que fuera tan pronto.

Cenamos un riquísimo y elaborado estofado de pollo que hicieron dos de las Spice Girls. Le pedimos a Alfie el vino y nos lo trincamos que peleón era y que rico nos supo. Kim saco su botellita de Whisky y ala a lo loco.

Alfie, preparó un postre delicioso, abrió un plátano a lo largo le metió bien de chocolate lo envolvió con cáscara, en papel albal y lo metió en las ascuas, 15minutos después se tiene una delicia. Y si no se tiene cuidado un escaldeador de lengua.

Nos acostamos en un despilfarro de trasnochismo a las 10:30h, en España las 11:30.

Siguiente

 


 

 

 

 

Consuelo Gimeno

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Consuelo Gimeno

Relato de un viaje a Namibia

Relato de un viaje a Namibia

Un lugar soñado para quienes gustan del turismo aventura y la naturaleza, con todos los consejos que nos pueden dar un relato de primera mano: Windhoek

Relato de un viaje a Namibia, VI

Relato de un viaje a Namibia, VI

Las pinturas rupestres, las piedras de Spitkope y las focas de Cape Cross.

Relato de un viaje a Namibia, III

Relato de un viaje a Namibia, III

Encontrando la vida silvestre en el Parque Nacional Etosha.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: