Rejuveskin, una respuesta para la celulitis

Respondemos todas las preguntas sobre Rejuveskin, un novedoso tratamiento quirúrgico contra la celulitis
Respondemos todas las preguntas

La causa de la celulitis es ahora conocida por el mundo de la investigación científica, y créeme que lo que estás a punto de leer va a sorprenderte.

Literalmente hablando, la celulitis no es generada por la grasa.

Es una condición de la piel, que puede darse en personas de todos los pesos y tallas, aunque es más frecuente en las mujeres que en los hombres debido a factores hormonales y a diferencias en la piel y en la estructura del tejido conectivo.

Desde luego, el exceso de grasa exacerba el problema, puesto que ejerce presión sobre la piel circundante.

¿Por qué nos sale celulitis?

Debajo de superficie de la piel existen bandas de tejido fibroso conectivo que se disponen en forma perpendicular a la superficie de la piel, y que están conectadas a la fascia recubriendo la estructura muscular y esquelética.

Cuando las fluctuaciones hormonales y la edad ocasionan que estas bandas se contraigan y se endurezcan, empujan hacia abajo (o hacia adentro) la superficie de la piel, creando los hoyuelos que conocemos como celulitis.

Es ésta la razón por la que la celulitis existe en mujeres de todas las tallas, y también es el motivo por el que suele  aparecer y empeorar en los períodos de grandes cambios hormonales.

Rejuveskin

Rejuveskin es el nombre de un tratamiento quirúrgico desarrollado recientemente para combatir la celulitis.

El tratamiento implica el uso de un instrumento especial, conocido como dermasector, para cortar y los septos endurecidos responsables del efecto de hundimiento de la piel.

A continuación del procedimiento quirúrgico, cualquier hoyuelo que persista en la zona del área tratada será rellenado con injertos de tejidos recogidos del propio cuerpo del paciente.

¿Cómo es el procedimiento?

En primer lugar, el paciente es marcado para la cirugía, lo que se hace mediante unas pequeñas incisiones que están escondidas en los pliegues naturales del cuerpo debajo de la cola o en la zona de la ingle.

A continuación, el cirujano recoge los propios tejidos del paciente para los rellenos posteriores.

Estos tejidos son tratados especialmente para facilitar tu aceptación posterior. Luego se inserta el dermasector a través de las incisiones y se mueve debajo de la piel para cortar y las septos que están tirando hacia dentro la piel.

En el próximo paso los injertos de tejido son ubicados en el área para reemplazar las septos y rellenar cualquier hoyuelo remanente.

Luego el área es trabajada manualmente por el cirujano. Finalmente, las incisiones son cerradas con suturas solubles.

Preguntas frecuentes:



· ¿Quién es un buen candidato?

Los mejores candidatos para este procedimiento son las mujeres entre los 30 y 49 años de edad, que no padezcan obesidad y que presenten un estado de buena salud.

Se recomienda a aquellas mujeres que a pesar de sus esfuerzos con dieta y ejercicios no consiguen solucionar su problema de celulitis.

· ¿Cuáles son los riesgos y complicaciones?

Si bien sus creadores sostienen que el procedimiento es menos invasivo que una liposucción, debemos señalar que se trata de una intervención quirúrgica.

En consecuencia, todos los riesgos usuales de esta clase de intervenciones tienen lugar aquí, incluyendo sangrado, cicatrices, infecciones, riesgos de anestesia, y descontento con el resultado.

· ¿Es costoso el tratamiento?

Los costos para este procedimiento están entre $3000 – $4500, dependiendo de las áreas a tratar y la cantidad de celulitis presente.

· ¿Qué esperar después de la cirugía?

Puedes esperar una sensación general de opresión o tirantez en la zona tratada, como así también una hinchazón (que puede durar entre 7-10 días), y la aparición de hematomas (que pueden aparecer y desaparecer entre las 2 y 8 semanas).

Para ayudar con la hinchazón, el paciente usará una faja de compresión durante el período postoperatorio, que es similar a unos shorts de bicicleta.

En la mayoría de los casos, los resultados parecen ser permanentes. No obstante, dado que todavía es un procedimiento relativamente nuevo, no hay disponible información científica a largo plazo que pueda sustentar lo antedicho.

Otras cosas a tener en cuenta

Si bien sus creadores señalan que hay una tasa de satisfacción del 90% entre los pacientes, como ocurre con cualquier procedimiento quirúrgico, no existen garantías.

Es también importante comprender que este procedimiento no removerá el 100% de la celulitis. De hecho, no va a hacerlo ningún procedimiento o tratamiento.

Mientras que algunos pacientes han reportado mejoras de un 80 – 90%, el promedio de la mejoría es de 60 – 70%.

Larissa Pino, dermatóloga esperta en celulitis y entrenadora personal certificada, es autora del programa “Adiós Celulitis – La Solución Natural”, que encontrarás haciendo clic aquí