Reglas básicas para aplicar una máscara

Aprenda a usar correctamente estas increíbles aliadas, ya sea cuando se aplican con regularidad o cuando necesitamos un efecto shock.

Es indispensable limpiar muy bien la piel: primero demaquillar, luego lavar, en caso de no tener una espuma facial, pase la misma crema con cepillito y agua, enjuague, seque y tonifique. 

Para que cumplan su cometido, la clave es seguir las indicaciones básicas: 

-Elegir la ideal para nuestro tipo de piel.

-Extenderla sobre cara y cuello, evitando los párpados, salvo en los casos específicos, con pincel o con los dedos limpios, sintiendo que contacta perfectamente.



-Dejarla actuar durante 15 a 20 minutos preferentemente en estado de reposo.

-Si utiliza una máscara de barro, lo ideal es mantenerla húmeda con una gasa embebida en agua mineral o termal para prolongar el traspaso de sus principios activos y luego retirar la gasa y dejar secar para aprovechar el efecto tensor, evitando gesticular.

-Retirar con esponja vegetal húmeda que ayuda a arrastrarla con facilidad.

-Lo ideal sería aprovechar esos minutos para hacer un baño de inmersión con buena música, pero si los tiempos no dan, igualmente brindan excelentes beneficios aunque estemos cocinando o realizando cualquier otra tarea… en soledad, por supuesto. 

Y si quieres aprender a resaltar tu belleza, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Maquillaje, haciendo clic aquí.

Compartir |