Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Recetas caseras contra las picaduras en el jardín

Un completo recetario de remedios caseros contra las picaduras de abejas, avispas, y otros insectos
  
  



Recetas contra las picaduras de abejas:

Una abeja nunca clava su aguijón sin motivo. Las abejas no son agresivas de por
sí, y además yo creo que son conscientes de que cuando clavan su aguijón mueren
sin remedio.

Generalmente lo hacen para proteger su colmena o bien cuando son molestadas. Si
somos picados por alguna abeja, debemos extraer el aguijón con pinzas.

El
bicarbonato de soda, espesado en agua, es el tratamiento más efectivo, aunque
también el jugo de perejil y la miel ayudan a aliviar la irritación.

Recetas contra las picaduras de avispas:

El aguijón de la avispa es álcali y requiere un antídoto ácido .Tanto el vinagre
como el limón sirven como remedio más a mano.

Si se tuviese la mala suerte de
tragar una avispa que nos picara en la garganta, un remedio muy antiguo consiste
en tragar cucharaditas de sal.

La avispa es mucho más agresiva que la abeja. La avispa es la causante de mucha
fruta y uva mordisqueada. Algunas veces se suelen encontrar avispas dentro de un
colmenar muertas y propolizadas.

La avispa es carnicera y es por eso que nos la solemos encontrar molestando en
nuestro plato de comida, cuando comemos al aire libre.

La avispa puede picar,
pero no muere, como la abeja ni suelta su aguijón. En caso de picadura en la
boca o cara los cubitos de hielo alivian el dolor.

Recetas contra las picaduras de hormigas:

Son punzantes y repentinas. Suelen dejar una marca roja circular, produciendo
una iiritación dolorosa. El causante es el ácido fórmico que desprenden.

Se combate con agua fría y bicarbonato sódico. Un baño con 5 litros de cocción
de romero, nogal, manzanilla y flores de lavanda.

Recetas contra las picaduras de pulgas:

Dejan una roncha pequeña y roja de color más oscuro en el centro, que suele ser
molesto por su escozor. Para frenar la irritación se emplea sal y vinagre,
cebolla o jugo de limón.

Un
antiguo

remedio
consistía en untar las picaduras con un poco de gasolina, pero
es mucho mejor con alcohol. Personalmente me inclino por la infusión de ajenjo,
ruda, romero y cáscara de limón.

Recetas contra las picaduras de tábanos y otros
insectos:

Sus picaduras se alivian con aceite de ajo y bicarbonato sódico.

Por Prof. Christian Cazabonne