Recetas caseras contra las agujetas

Las pequeñas roturas fibrilares que aparecen luego de hacer ejercicio son el lado negativo del proceso que hace que los músculos crezcan y mejoren. Consejos para aliviar los síntomas...

El dolor aparece, en general, en personas que no están acostumbradas a hacer entrenamiento físico. También puede surgir cuando se pasa de un deporte suave a uno más intenso o cuando el individuo se reincorpora a la actividad luego de haber estado mucho tiempo ausente.

Pasadas unas horas de efectuado el ejercicio, aparecen las molestas agujetas, esos molestos pinchazos que se asemejan el pinchazo de una aguja.

Algunos de los consejos que podemos ofrecer para atenuar el dolor son:

1.- Aplicar frío en la zona afectada para reducir la inflamación. Sumergir la articulación adolorida en una palangana con agua con hielo es una buena alternativa para disminuir el dolor.

2.- El ejercicio continuo hará que de a poco las agujetas disminuyan hasta no aparecer más. El descanso o la interrupción del ejercicio durante varios días, solamente hará que éstas vuelvan a aparecer con más fuerza cuando se retoma a actividad.

3.- Si no se está acostumbrado a hacer deporte o no se lo practica de modo rutinario, siempre es mejor hacer ejercicio suave. No es bueno comenzar a practicar deporte con intensidad.

Se aconseja iniciarse con pocos minutos al día de ejercicio físico y a la semana siguiente ir sumando cinco minutos más.

4.- No olvidar realizar ejercicios de estiramiento antes y después de la actividad física.

5.- Para atenuar los síntomas de las agujetas, se puede mezclar una cucharada de azúcar con otra cucharada de zumo de limón y otra de bicarbonato de sodio. Incorporar estos ingredientes en un litro de agua y beber durante se lleva a cabo el ejercicio físico. También se recomienda beber este líquido hasta una hora de terminada la actividad.

6.- La vitamina C mezclada con bromalina reducen las agujetas. Se aconseja entonces, mezclar el zumo de una naranja y de piña y beber varias veces al día.

7.- Colocar un puñado de tomillo en un litro de agua. Hervir y dejar reposar unos minutos. Verter esta infusión en una bañera con agua caliente e introducirse dentro. Antes de salir, es conveniente aplicar unos cuantos chorros de agua fría para desinflamar.

8.- Mezclar una cucharada de aceite de oliva con cinco gotas de aceite esencial de lavanda. Masajear suavemente la zona afectada. Estos dos ingredientes actúan como un poderoso relajante muscular.

Nick Nilsson, autor de "Los mejores ejercicios de los que ha oído jamás", te enseña un sistema de entrenamiento efectivo en base a rutinas de ejercicios originales e innovadores. Conócelo ahora haciendo clic aquí

×

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click Add to Home

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click
& Select "Add to Home Screen"

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline

Just Click Responsive image
& Select "Add to Home Screen"