Rayas para todos los gustos

Se las denomina de varias maneras: bastones, estrías, líneas, rayados, rayones, rayas y rayitas. Pueden ser compuestas en forma horizontal, vertical, diagonal, y ser anchas o finas. Pero en cualquiera de estos casos, es posible encontrarlas en las últimas tendencias en decoración.
  
  

Los especialistas de hoy en día, poseen una nueva mirada sobre la
decoración.
Entre otras cuestiones, han dejando de lado los tonos sobrios y
naturales, descubriendo nuevas formas de utilizar y combinar las rayas,
utilizando bastones con distintos anchos y colores, que ofrecen un aspecto autóctono
y moderno, sin quitar la calidez.

Maison &
Objet
es una exposición de diseño, decoración, arquitectura y moda que se
realiza en septiembre de todos los años. Aquí se marcan las tendencias que
pose uno de los centros de la moda, París, y que luego son utilizadas por el
resto del mundo.

Se pudo apreciar allí que las rayas ganaron un gran
protagonismo en el rubro textil, y en los cuartos denominados côté déco,
relacionados con la decoración de muebles y objetos. Además, se utilizaron
mucho en otro tipo de accesorios, dentro de los que se destacaban las pantallas,
las vajillas, los marcos, y los vidrios, entre otros.

Es importante destacar su
versatilidad,
ya que es posible combinarlas con
un gran número de estilos, poseyendo además el suyo propio.

Se pueden utilizar, por ejemplo, en vasos de vidrio de color, en los
saris de la India, o en espacios en los que, sobre una base de un color, se
pueden observar en varias tonalidades, incluyendo lentejuelas destellantes.

Pueden también verse rústicas, figuradas sobre tejidos de hilo crochet, y
en objetos que pueden ir desde las mantas y las alfombras, hasta los almohadones
y tapices indígenas, pasando por sábanas blancas con líneas azul marino o
estampadas en bordó, o en empapelados de tono natural.

Además, estas rayas se
pueden utilizar en todo tipo de papeles. En la exposición, se presentaron
colecciones con versiones de estrías anchas y finas, tanto en forma individual
como combinadas, pero siempre con mucho ritmo y armonía.

Además, se vieron bastones
con los colores de la actual temporada: fucsia, naranja, bordó, violeta, verde,
pistacho, marrón y beige, con una mezcla de materiales y texturas, como por
ejemplo algodones, linos, sedas, o cuero que, al combinarse, originaban otras
tramas de rayas.

Pero… ¿es cierto lo que sostienen algunas
personas, que un gran número de rayas cansan? Según la mayoría de los
profesionales, esto es solo un mito, por lo menos si se las sabe usar.

Gracias a
las rayas, es posible crear estampados divertidos y originales, otorgándole
dinamismo a los espacios, ya sea si se busca sobriedad, calidez, frescura,
gracia o, simplemente, una mezcla de elegancia y funcionalidad.

Pero también es importante saber sus desventajas. Por ejemplo, las rayas
pueden crear un efecto óptico que agranda los espacios, con lo que hay que tener
cuidado en ubicar las alfombras en determinados lugares, como los pasillos.

Si se trata de un rincón rectangular, de por ejemplo dos por tres metros,
deben estar en forma perpendicular con la medida más larga, ya que sino el
resultado sería desproporcionado.

Otra cuestión a tener en cuenta es que si son muy finitas, deben estar a
alturas elevadas (más de dos metros), ya que podrían marear. Pese a esto, los
decoradores destacan que en ciertos espacios, quedan realmente muy bien, como
por ejemplo los halls, los asientos, y las colchas.

También hay una gran variedad de estilos y
formas, en todos sus diferentes géneros. Por ejemplo, se pueden colocar como
detalle en un banquito con tapizado cebra. Otra opción, es pintarlas a mano
sobre las telas de los almohadones o en las agarraderas de las cortinas.

Para tener un hogar decorado profesionalmente por ti mismo,
aprende los secretos de la decoración de interiores en
nuestro curso gratis El color aplicado al
diseño interior.
Inscríbete ahora haciendo clic aquí.