Radiografía de un comprador

Si bien todo el mundo ya sabe que las mujeres son quienes se encargan, en la gran mayoría de los casos, de hacer las compras para el hogar, una encuesta realizada en España nos puede ayudar a mejorar la economía y fomentar el ahorro, sabiendo quienes y como realizan las compras más efectivas o se dejan llevar por las tentaciones.
  
  

Los
resultados de este sondeo, orientado a mejorar y efectivizar el gasto, revelaron
que sobre una población de 4000 hogares, el 67% de los casos, quien se encarga
de hacer las compras es la mujer. Pero además se concluyó que:

-Los
compradores solitarios” son los que menos gastan ($11,50 promedio).

-El
31% de los gastos en compras se realizan los sábados con un promedio de $18.

-La
compra media es de 18$ por la compra de 8 productos diferentes.

-Dos
de cada tres compras de alimentos o productos de limpieza las realiza una mujer
en solitario, mientras que otro 13% las realizan hombre solos.

-Pese
a la gran disponibilidad de
tarjetas de crédito, se estima que el 89% de las
compras se realiza en efectivo, y que el 11% restante se reparte entre tarjetas
bancarias y de establecimientos (9% y 2%).

-Las
personas de menor poder adquisitivo, son las que menos varían el lugar en donde
compran sus productos. La clase más alta del estrato económico social, es la
que se ubica segundo en ese rubro, dejando para lo último (quienes más cambian
de lugar) a la clase media.

-Los
“compradores acompañados” son: “mujeres acompañados de un hombre”
(10%); “dos mujeres” (7%); “dos hombres” (1%).

-Los
gastos de mayor relevancia según la encuesta, se realizan con el acompañamiento
familiar.

Conclusión

La
recesión golpea fuerte a las familias de América Latina. Las formas de
fomentar el ahorro y efectivizar el gasto se ha convertido en una especie de
arte moderno.

Cuando
usted sale a comprar se produce el desfasaje: los datos de la encuesta muestran
que la mejor manera de no tentarse ante las ofertas de productos de “segunda y
tercera necesidad” es saliendo con una planificación previa de lo que
necesita y no salirse de eso.